Polémica en Aragón: Le quitan la custodia de sus hijos por dejarlos con sus abuelos

La juez ha decretado la custodia individual para la madre de los menores, de 4 y 9 años

Imagen de un martillo del juzgado
La madre de los menores se ha quedado con la custodia individual de los niños | Cedida

Un padre ha perdido la custodia de sus hijos por dejarlos demasiado tiempo con sus abuelos. Así lo ha decidido un juez de Zaragoza alegando que los menores, de 4 y 9 años, pasaban demasiado tiempo al cuidado de los abuelos. Además el magistrado ha puntualizado que el hombre «delegó por completo sus obligaciones». Con estos argumentos se ha decidido otorgar la custodia a la madre de los menos.

Hace cuatro años que la pareja se divorció y el juez dictó, en aquel momento, la custodia compartida de los menores. Hace unos meses, la madre alertó que el hombre había dejado de lado sus obligaciones además de dejar gran parte del tiempo a los menores con sus abuelos. Por todo ello, la madre solicitó al juez que le concediera a ella la custodia individual, alegando que esta situación creaba inestabilidad familiar y afectaba al bienestar, el comportamiento y el rendimiento académico de los niños.

Contrató a un detective

Para aportar pruebas, la mujer contrató a un detective que seguía al abuelo paterno, demostrando que era él quien llevaba y recogía a los niños del colegio, así como llevarlos a actividades extraescolares y otros eventos. Así lo ha recogido la magistrada, quien afirma que es él quien se cuidaba de los menores de siete de la mañana hasta bien entrada la tarde. También se especifica que el padre de los niños ocupaba su tiempo entrenando en un equipo de fútbol o quedándose en casa.

Además, el informe psicológico elaborado por el especialista de Medicina Legal de Aragón afirmó que ambos menores tenían una buena relación con sus padres. Todo y así, en una entrevista con el mayor de los hijos, el psicólogo concluyo que a este le daba miedo no volver a convivir con su progenitor. Finalmente, el informe asegura que a los menores les hace falta «estabilidad».


Comentarios

envía el comentario