Encontrada una obra maestra del arte rupestre en una cueva de Tarragona

Investigadores de la Universidad de Barcelona han descubierto en un yacimiento arqueológico una pieza única y excepcional del arte paleolítico, data en 14.000 años
La experta mundial en arte rupestre, Irene Domingo, con la roca del grabado, descubierta en Margalef | ACN

 

Arqueólogos y investigadores españoles han hallado en una cueva del macizo del Montsant, en Tarragona, la que consideran una obra «maestra y excepcional» de arte rupestre paleolítico con una escena narrativa de humanos y grullas, y que significa el nacimiento del arte narrativo en Europa.

Hallada en 2011 y acabada de estudiar este 2019, la pieza está datada hace 14.000 años aproximadamente, ha detallado en rueda de prensa este lunes la profesora titular de Prehistoria y directora de la excavación, Pilar Garcia-Argüelles. Las conclusiones del estudio del objeto se recogen en la revista L’Antropologie.

En este lugar, habitaban nuestros ancestros hace decenas de miles de años, una zona que se presume muy rica y fértil: el yacimiento empezado a excavar en 1998 ha devuelto a la historia 34.300 piezas arqueológicas, entre herramientas, restos de huesos de caza, caracoles y otros, a la espera de excavar todavía otro espacio del campamento paleolítico.

 

El tema del grabado de la pieza es inusual

Detalle del grabado (arte paleolítico) hallado en una cueva de Tarragona. | ACN

 

Según el profesor de Prehistoria de la Universidad de Barcelona, Jordi Nadal, las aves no eran figuras frecuentes del arte paleolítico, sino que generalmente se dibujaban mamíferos, y por esta excepcionalidad ha reivindicado esta pieza como «obra maestra».

En esta pieza, la grulla aparece grabada de un modo muy realista, y su aparición en el grabado pudo representar los ciclos de cambio anuales, y ser interpretada como un animal relacionado «simbólicamente como regeneración de la vida».

Tras su recuperación en el yacimiento, se limpió y restauró antes de proceder a su estudio, de lo que se encargó la experta mundial en arte rupestre e investigadora del ICREA Inés Domingo, que ha insistido en que es «obra maestra de la prehistoria catalana y europea, pero también de todos los humanos». Domingo reconoce en la pieza cinco figuras: dos ‘humanos’, una central que seria un signo y dos animales: la grulla central y lo que parece su cría.

Lo que hace única a esta pieza es que aparecen juntos animales y aves, y que «conforman una escena», representados en fila, pareciendo que todos van en la misma dirección adoptando una escena de tipo narrativo.

El principio del arte narrativo en Europa

Según la experta, representa un momento importante del Paleolítico cuando la humanidad comienza a narrar escenas con el arte. Significa el momento de transición en que hay un cambio en la manera de representar los dibujos; «hay un cambio cognitivo por el que dejan de representar figuras y empiezan a hacer asociaciones escénicas».

Solamente otras dos escenas ilustran aves junto a humanos: una en Mège y otra en Gönnersdorf, pero no en las mismas condiciones de escena narrativa, lo que la hace imprescindible. Se cree única porque participan animales y pájaros en un sentido narrativo, y será merecedora de incluirse en una exposición que prepara el Museo de Arqueología de Cataluña en noviembre.

🔴 Los entresijos y las peleas de SÁLVAME en DIRECTO ¡Pincha aquí!

Comentarios