Hallan una nueva ‘especie fantasma’ de humanos

Esta nueva población de humanos ha sido encontrada a través de unos genes del ADN moderno de cuatro poblaciones de África
Imagen de un cráneo de humano
Esta nueva población de humanos ha sido encontrada a través de unos genes del ADN | Archivo

Un nuevo estudio publicado en la revista Science Advances demuestra que algunas poblaciones actuales de África Occidental tienen en su ADN rastros de una desconocida especie de homínidos arcaicos. Hasta ahora los científicos tenían constancia de la presencia de genes de los neandertales y los denisovanes en el ADN moderno, pero no de esta antigua especie.

Dicho en otras palabras, los antepasados de los modernos africanos occidentales se cruzaron con una especie aún no descubierta de humanos arcaicos, similar a cómo los antiguos europeos se aparearon con los neandertales.

Durante la investigación, dos científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en Los Ángeles (EE.UU.), Arun Durvasula y Sriram Sankararaman, analizaron los genomas de más de 400 personas de cuatro poblaciones de África Occidental. Fue de este modo que se descubrió que entre el 2% y el 19% de la ascendencia genética de esos habitantes se derivaba de una fuente desconocida.

 

La población fantasma

Según los científicos, fue la introgresión el causante de dicho movimiento de genes, que ocurre cuando los miembros de una se aparean con los de otra y posteriormente los híbridos resultantes se reproducen con miembros de las poblaciones parentales.

«Si bien la introgresión de los neandertales y los denisovanos se ha documentado en humanos modernos fuera de África, la contribución de los homínidos arcaicos a la variación genética de los africanos actuales sigue siendo poco conocida», señalaron los autores del estudio.

Es por eso que los científicos señalan que se podría tratar de una especie completamente desconocida de humanos primitivos, que se habría separado antes de la división entre los neandertales y los humanos modernos.



Comentarios

envía el comentario