Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Todas las novedades de la nueva ley hipotecaria

Este domingo entró en vigor la nueva norma sobre el crédito inmobiliario que incluye la reducción de los gastos para el cliente o el fin de las cláusulas suelo
La nueva ley trae importantes novedades como que los bancos asuman la mayoría de gastos | Cedida

 

Este pasado domingo entró en vigor la nueva Ley de Crédito Inmobiliario, más conocida como ley hipotecaria. La nueva norma sobre la que regirán los préstamos hipotecarios fue aprobada en el Congreso el pasado febrero, tres años sobre el plazo límite fijado  en un principio por la Comisión Europea. 

Esta normativa afectará a todas las hipotecas que sean firmadas a partir de este lunes de 17 de junio. Llega tras las polémicas con la aplicación de las cláusulas suelo o la indefinición sobre quién tenia que hacerse cargo de los gastos o los impuestos derivados de estos préstamos, los clientes o los bancos. El objetivo primordial es proteger a los usuarios frente a los bancos en la firma de préstamo hipotecario, aunque el propio Banco de España pronosticó un endurecimiento de las condiciones para acceder a ellos, sobretodo entre los más desfavorecidos.

 

Principales cambios en la firma de nuevas hipotecas

La ley viene a solucionar todos los debates legales abiertos en lo referente a las condiciones de los préstamos hipotecarios en nuestro país pero también regula cuestiones como la formalización de los contratos o los desahucios por impagos. A continuación se detallan las principales novedades que afectarán a los nuevos firmantes de una hipoteca: 

  • Las entidades financieras asumirán la mayoría de gastos: Una de las principales revoluciones es que serán los bancos quién tendrán que hacerse cargo del pago de los gastos de notaría, registro y gestión, además del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD). Los clientes quedan exentos de estos y solo tendrán que pagar el gasto de tasación y de copias notariales. 
  • Endurecimiento de las condiciones para ejecutar un desahucio: La norma pone más difícil a los bancos desahuciar a un propietario de su vivienda si acumula impagos en su hipoteca. El actual plazo de tres meses pasa a ser de 12 mensualidades o un 3% del capital en la primera mitad del préstamo o de 15 cuota o un 7% del total de dinero prestado, si estamos en la parte final del mismo. 
  • Facilidades para amortizar anticipadamente la hipoteca: Por primera se establece un límite a la comisión por la amortización anticipada de los créditos hipotecarios. Aquellos de tipo variable, tendrán que pagar una comisión de un máximo del 0,25% del total durante los tres primeros años o de un 0,15% hasta el final del mismo. En las que tengan un tipo fijo, la comisión máxima será de un 2% los primeros diez años y de un 1,5% hasta que este finalice. 
  • Eliminación de las cláusulas suelo: La ley especifica que en las hipotecas de tipo variable «no se podrá fijar un límite a la baja del tipo de interés».
  • No existe la obligación de contratar seguros u otros productos de las entidades financieras.  
  • Control de los notarios a los bancos: Antes de alzar públicamente un contrato hipotecario, los fedatarios públicos tendrán que confirmar que los clientes han recibido la documentación precontractual 10 días antes de la firma. Además tendrán que asegurarse que han recibido la información necesaria sobre las cláusulas del contrato y entendido la información recibida, otorgando, si fuera necesario, un asesoramiento gratuito sobre la conveniencia de la hipoteca contratada.  
  • Límite a la concesión de hipotecas sin estudios de la solvencia del cliente: A diferencia de lo que ocurría hasta ahora, los bancos tendrán que someter a sus clientes a un examen sobre su solvencia para asumir el pago del préstamo. Será obligatorio tener en cuentas los actuales ingresos y los futuros, los activos del mismo, su ahorro, sus gastos y su nivel de endeudamiento. Para ello se exigirá a las entidades consultar el historial crediticio del cliente en la Central de Información de Riesgos del Banco de España.