Síguenos

Las mejores fotos de meteo en Instagram

Una niña de 4 años se queda ciega tras sufrir una gripe en Estados Unidos

Los padres de la pequeña olvidaron vacunarla de la gripe esta temporada
Una niña de 4 años se queda ciega por culpa de la gripe | Facebook / Amanda Phillips

El caso de la pequeña Jade DeLucia, en Estados Unidos, pone de manifiesto la importancia de vacunar a los más pequeños, especialmente ahora que proliferan los grupos de gente poco informada que se posiciona en contra de las vacunas. Los padres de Jade, de 4 años, olvidaron vacunar a la pequeña contra la gripe y la menor enfermó justo antes de Navidad.

El 19 de diciembre, Jade dijo a sus padres que no se encontraba demasiado bien y, cuando sus padres le tomaron la temperatura, descubrieron que tenía un poco de fiebre. Tras tomar la medicación habitual, Jade empezó a mejorar y días después se recuperó por completo. «Estaba corriendo, divirtiéndose, comiendo con normalidad», declararon sus progenitores a la CNN.

Fue el 24 de diciembre cuando todo cambió. Cuando los padres fueron a despertar a Jade, vieron que la niña no respondía y tenía la temperatura altísima. Alarmados, la llevaron a un centro médico y, después de un preocupante episodio de convulsiones, la trasladaron de urgencia al Hospital de Niños de la Universidad de Iowa.

Jade sufrió una encefalopatía a causa de la gripe

Tras un análisis más exhaustivo, los médicos llegaron a la conclusión de que la gripe había afectado al cerebro de la pequeña, que sufría encefalitis aguda. El estado de Jade siguió empeorando hasta que un médico le suministró esteroides para aliviar la inflamación cerebral. El día 1 de enero, la pequeña despertó.

Parecía que todo volvía a la normalidad cuando sus padres se percataron de algo: no dirigía la mirada a su peluche favorito ni a una pelota que habían lanzado al aire. «La gripe afectó la parte del cerebro que percibe la vista, no sabemos si recuperará la visión. Lo veremos en tres o seis meses», aseguran. Los padres también fueron informados que la niña podría sufrir problemas de desarrollo en un futuro.

Desde el pasado 9 de enero, Jade está en casa con sus padres, quienes han querido enviar un mensaje de alerta: «Queremos que los padres sepan que deben vacunar contra la gripe a sus hijos cada temporada. Si se puede evitar que un niño se ponga enfermo, hay que hacerlo. Es terrible ver sufrir a tu hija así».