Montaje con foto de Demi Minor

Una mujer trans deja embarazadas a dos reclusas en la cárcel y toman una decisión

Ha sido trasladada a una prisión para hombres, donde ve amenazada su integridad

Una noticia acontecida en un penal de Nueva Jersey ha causado tanta estupefacción que ha dado la vuelta al mundo. Una mujer trans de 27 años ha tenido que abandonar la cárcel de mujeres tras dejar a dos reclusas embarazadas. Ahora seguirá cumpliendo su condena en una prisión para hombres.

La protagonista de esta historia se llama Demi Minor y aunque nació varón hizo la transición a mujer. Estaba cumpliendo una condena de 30 años por homicidio involuntario en la prisión femenina Edna Mahan. Allí dejó embarazadas a dos presas con las que mantuvo relaciones sexuales consentidas.

La mujer trans ha denunciado públicamente lo considera un caso de discriminación por su condición sexual. Además asegura que fue golpeada y maltratada durante su traslado a su nueva prisión. Afirma que allí ve amenazada su seguridad y puede ser víctima de abusos sexuales.

La han trasladado a una cárcel juvenil

Demi Minor cumple una condena de 30 años de cárcel por homicidio involuntario, e ingresó en el penal de mujeres de Nueva Jersey. A principios de este año dejó embarazadas a dos presas, tras mantener relaciones sexuales consentidas. Así lo ha confirmado la institución penitenciaria.

Montaje con fotos de Demi Minor
Demi Minor denuncia un caso de discriminación | España Diario

Según los responsables, la normativa prohibe el sexo entre reclusos incluso cuando este es consentido. Tras lo ocurrido se acordó su traslado a la prisión Juvenil Garden State, para adultos jóvenes de 18 a 30 años. Quieren poner fin así a una cuestión que les resultaba del todo problemática.

Según la propia institución, en la prisión juvenil donde ha sido trasladado Minor viven tres mujeres trans. Fuera de esas excepciones, este correccional alberga solo varones. La afectada considera que el cambio obedece a una discriminación y denuncia que se han vulnerado sus derechos.

Una mujer trans entre mujeres

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles de Nueva Jersey consiguió llegar a un acuerdo con el Estado hace un año. En virtud del acuerdo, los presos transgénero pueden estar en una cárcel acorde a su identidad. Ya no están obligados a estar en una cárcel en función de su sexo biológico.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

Desde hace un año, Demi Minor podía estar en una cárcel de mujeres a pesar de tener sexo masculino. Actualmente, la cárcel donde estaba reclusa alberga 27 reos transgénero. Pero al conocerse que dos presas habían quedado embarazadas salió a la luz de nuevo todo el debate.

“Las decisiones relacionadas con la vivienda de una persona encarcelada se toman dentro de los parámetros del acuerdo”, afirma la institución. Según este acuerdo, “se tiene en cuenta la identidad de género, la salud y la seguridad del individuo”. Y afirma que todo se ha hecho de acuerdo con la normativa.

Demi Minor denuncia discriminación

Demi Minor tiene un blog llamado Justice 4 Demi en el que ha denunciado públicamente su caso. La presa trans sube a menudo vídeos y cartas donde cuenta su experiencia como reclusa transgénero. Ha aprovechado este espacio para denunciar su alejamiento de la cárcel Edna Mahan.

Según dice, se trata de un castigo por haber tenido relaciones sexuales con dos mujeres del centro. “Como mujer trans temo lo que me espera, está claro que el personal ha buscado algún tipo de razón de seguridad para echarme”, afirma. Además denuncia que fue objeto de malos tratos.

Montaje con foto del recluso
Demi Minor y una de las reclusas que ha dejado embarazada | España Diario

“Me tiraron a los lobos y esperaban que me rindiera, estoy desconcertada y disgustada por este abuso de poder. Solo puedo pedirle a la oficina del comisionados que me envíen de regreso a la cárcel de mujeres, porque no merezco que me traten así”. Minor ve ahora vulnerada su seguridad.

“Han violado mi derecho a estar segura y libre de acoso sexual, al ponerme en una de las instalaciones más violentadas de jóvenes”, alega. Según afirma, el 15 de julio fue puesta bajo vigilancia al haber querido quitarse la vida. Una razón más, dice, para que su petición sea escuchada.