Una mujer rompe aguas y no da a luz hasta diez semanas después en Inglaterra

Los médicos decidieron proponer el parto, ya que la joven estaba de 26 semanas
Lauren Middelton rompió aguas a las 26 semanas de embarazo | Facebook (Lauren Middelton)

 

Lauren Middelton, una joven inglesa, se presentó en el hospital tras romper aguas cuando tan solo estaba de 26 semanas de embarazo. Como era demasiado pronto para el nacimiento del pequeño, los médicos decidieron posponer el parto, con la esperanza que el bebé siguiera creciendo.

Lauren había sufrido un trastorno poco común que solo afecta al tres por ciento de los embarazos. Conocido como ruptura prematura de membranas predetermino o PROM prematura, este trastorno hace que el líquido amniótico se drene del útero de la madre de forma prematura.

Para asegurar que madre e hijo estaban en buen estado, Lauren, según contó ella misma a ‘The Sun’, se pasó tres días ingresada en el hospital, pero poco después fue enviada a casa, con la condición que acudiera dos veces por semana a realizarse un chequeo y una serie de pruebas. La semana 34, Lauren se encontraba en buen estado y su pequeño también, además el líquido amniótico se había restablecido.

Fue la semana siguiente de esta prueba cuando, después de 21 horas de parto, nació en pequeño Archie. En el momento de su nacimiento el bebé fue diagnosticado de neumonía y sepsis, pero la rápida actuación del personal médico consiguió establecerlo y administrarle un medicamento que permitió su mejora. De esta manera, tras el tiempo necesario de observación, madre e hijo pudieron volver a casa sanos y salvos.  

 

Comentarios