Imagen de un termómetro con las temperaturas altas

La ola de calor en España deja los peores datos de la historia, con cientos de muertes

El sofocante calor que sigue azotando el país ya ha dejado más muertes que con Filomena

La primera alerta por ola de calor, que se avisó en España este año, dejaba 80 muertes en los primeros tres días. Una cifra que impresiona, pero que, por desgracia, no es comparable a los nuevos datos. Las autoridades no dan crédito al número de muertes por las altas temperaturas de este último mes de julio, que ya superan las jamás registradas.

Imagen de un term´`ometro marcando 44ºC
Las altas temperaturas están dejando miles de muertes en todo el país | EFE

Los fallecimientos por calor superan todo lo registrado hasta ahora

España ya se adentra en el mes de agosto, pero deja atrás la espantosa cifra de 2.064 fallecimientos atribuidos al calor. Son los cálculos que ha proporcionado el Instituto de Salud Carlos III y que aún falta por consolidar, pero, sin duda, baten el récord de mortalidad atribuido a las altas temperaturas.

Los datos son preocupantes respecto a años anteriores. Hace justo un año, el mes de julio de 2021 registraba 568 fallecidos por esta causa, cuatro veces menos a los de este año. Desde que hay registros, el mes con más defunciones por calor fue el julio de 2015, con 1.797 muertes, que aun así no llegan a las 2.064 recién contadas.

El calor ha vencido al frío

Nunca antes un mes de calor ha superado los fallecimientos causados por las bajas temperaturas. El duro invierno que asola a muchas regiones de España, con temperaturas por debajo de los 0 grados, y a personas que no tienen acceso a la calefacción ha sido superado por las disparadas temperaturas de este verano. El enero del año pasado, en pleno temporal causado por Filomena, se registraron 2.019 defunciones por el frío, cifra que ha batido este pasado mes de julio.

Imagen de una nevada intensa en España
Filomena dejó 2.019 defunciones por el frío | Archivo

Casi 3.000 muertes en tan solo dos meses de verano

Las 2.064 muertes atribuibles al calor tan solo son las del mes más caluroso desde que hay registro. Para tener una visión más general de este anormal verano hace falta sumar las defunciones del mes de junio, que se cifran en 830.

Con todo ello, suman 2.874 fallecimientos, que dejan una fatídica estampa estival. Aun así, habrá que ver como evoluciona este mes de agosto, que promete mantener la preocupante línea.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Actualidad

Un sofocante calor que también ha afectado a los más pequeños y a los más ancianos. Se estima que, de todos los fallecidos, 1.321 eran mayores de 85 años y otros 434 de entre 75 y 84 años. El organismo, dependiente del Ministerio de Sanidad, también ha comunicado el fallecimiento de hasta nueve niños menores de 14 años por esta causa, en todo el verano.