Ambulancia en un servicio

Mueren dos jóvenes de 21 años con una hora de diferencia en España

Las carreteras españolas vivieron ayer otra jornada negra con varios fallecidos

Un chico de 21 años perdió la vida ayer en un accidente de coche cuando faltaban pocos minutos para las once de la noche. Su vehículo impactó frontalmente con otro turismo en la N-120 a la altura de Espinosa del Camino (Burgos). También resultaron heridas dos mujeres de 29 y 67 años.

Apenas una hora después, a las doce menos cuarto de la noche, otro joven de 21 años falleció en un accidente de tráfico. El vehículo que conducía la víctima salió de la vía y se estrelló contra un camión en la AP-7 en Vilablareix (Girona). En el siniestro resultó herida una menor.

Guardia Civil de Tráfico
Aumenta la siniestralidad en las carreteras españolas | Guardia Civil

El fin de las restricciones del coronavirus han conllevado un aumento de la movilidad, y los accidentes se han disparado. La muerte de dos jóvenes de 21 años en sendos accidentes marcaron anoche otra jornada negra en las carreteras españolas. Las autoridades siguen pidiendo máxima prudencia.

Muere un joven en Burgos

Las carreteras burgalesas están sufriendo especialmente este repunte de la siniestralidad, y ya van nueve los fallecidos en lo que va de año. Ayer, en torno a las 22:41 horas, hubo que lamentar un nuevo accidente mortal. En él perdió la vida un joven de 21 años y dos mujeres resultaron heridas.

Una llamada al 112 alertó de un grave accidente automovilístico en el kilómetro 74 de la N-120, en el término municipal de Espinosa del Camino. Dos coches habían impactado frontalmente, y había un joven atrapado dentro del vehículo. El turismo había quedado volcado, fuera de la vía.

El 112 avisó inmediatamente a la Guardia Civil de Tráfico y movilizó al personal sanitario y a los Bomberos. Los profesionales del Sacyl confirmaron el fallecimiento de un varón de 21 años. Dos mujeres de 29 y 67 años fueron trasladadas al Hospital Universitario de Burgos, heridas de diversa consideración.

Accidente mortal en Cataluña

Una hora después del accidente de Espinosa del Camino, en Burgos, otro siniestro mortal tuvo lugar en Vilablareix (Girona). El conductor de un turismo perdió el control del vehículo, se salió de la vía y volcó impactando contra un camión. Como resultado del siniestro murió un chico de 21 años.

Eran las 23:44 horas cuando los Mossos d’Esquadra recibieron el aviso de un accidente de tráfico en la AP-7. Cuatro patrullas se desplazaron al lugar de los hechos con varias dotaciones de bomberos y ambulancias. No pudieron hacer nada por salvar la vida del conductor, junto al que iba una menor.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

La chica fue atendida por los servicios sanitarios y trasladada al hospital Josep Trueta de Girona. Según ha avanzado El Periódico, el fallecido en las carreteras catalanas es un joven vecino de Málaga. Con su muerte ya son 88 los fallecidos en la red viaria interurbana de Cataluña este año. 

Datos alarmantes de siniestralidad

El dato de los fallecidos en accidente de tráfico en la provincia de Burgos es sintomático de lo que está pasando en España. Nueve personas han perdido la vida al volante en lo que va de año, seis de ellas en los últimos 30 días. Esto marca una curva ascendente, que se dispara con las vacaciones de verano. 

Emergencias trabajando en un accidente de tráfico
Los expertos piden máxima prudencia al volante | Marcelo Sastre

Ayer por la tarde un varón de 61 años y una mujer de 60 perdieron la vida en otro siniestro en AP-6 en San Lorenzo del Escorial. Un motorista de 58 años murió anoche en Irún. Y esta misma mañana ha muerto un hombre de 57 años en un accidente en la N-232 a la altura de Ausejo (La Rioja). 

La mayoría de los accidentes de tráfico se producen por exceso de velocidad, despistes o un mal mantenimiento del vehículo. Los expertos recomiendan revisar bien el coche antes de salir, y mantener la máxima prudencia al volante. Las autoridades temen que vayamos a un verano negro en las carreteras.