Muere Sophia Weaber, símbolo de la lucha contra la discriminación a las personas con deformidades

La pequeña, de 10 años, fue operada 30 veces
Sophia fue operada 30 veces a lo largo de su vida | Instagram (@nataliaecweaver)

 

La pequeña Sophia Weaver falleció esta pasada noche con solo 10 años después de llevar dos meses ingresada en cuidados paliativos. La niña, que se ha convertido en un símbolo por la lucha contra la discriminación a las personas que padecen deformidades y enfermedades raras, nació, en Carolina del Norte, con el síndrome de Rett, diabetes de tipos 1 y deformidades en manos, pies y rostro.

 

 

La madre de Sophia, Natalie Weaver, anunciaba ayer la triste noticia y comunicaba a sus seguidores que «una vez salgamos de este dolor tan abrumador» continuaran con la fundación, que crearon en su honor, para luchar por la aceptación en la sociedad de los niños con deformidades y enfermedades raras. Su intención es poder seguir ayudando a otras personas que estén en una situación similar en su memoria.

 

Hasta 30 operaciones

Durante sus 10 años de vida, Sophia ha sido intervenida hasta 30 veces pero el pasado 26 de abril la madre de la menor anunciaba a través de las redes sociales que la número 30 sería la última operación: «No más hospitales, no más incisiones, no más cicatrices» rezaba la publicación. «Hoy nos libramos del mundo médico. Hoy es el día que nos centramos en vivir al máximo» añadía Natalie.

 

 

El síndrome de Rett que padecía Sophia es un trastorno genético neurológico y del desarrollo poco frecuente que afecta principalmente a las niñas. Esta enfermedad, que no tiene cura, afecta al desarrollo del cerebro y, a su vez, causa una pérdida progresiva de las habilidades motoras y del hablar. 

 

Comentarios