Pedro Alfonso Casada

Muere Pedro Alfonso, el guardia civil que peleaba por su vida

La familia donará los órganos del teniente coronel fallecido en acto de servicio

Pedro Alfonso Casado, el teniente coronel de la Guardia Civil en estado crítico tras caer herido en acto de servicio, ha fallecido. Era jefe de la unidad de élite y recibió un disparo en la cabeza cuando trataba de mediar en un secuestro. Cuatro días después, ha muerto en el hospital donde estaba ingresado.

Pedro Alfonso, alias ‘Perico’, cayó herido en el suceso ocurrido el viernes en Santovenia del Pisuerga (Valladolid). Un hombre mató a otro y se atrincheró con un rehén dentro de un domicilio. Pedro Alfonso lideró el equipo negociador para convencer al secuestrador de que liberara al rehén.

El agente estaba apostado en las escaleras cuando el pistolero abrió la puerta y realizó un disparo a ciegas. La bala perdida se incrustó en la sien del policía dejándolo en estado crítico. Fue operado de urgencia e ingresado en la UCI del Hospital Clínico de Valladolid, donde ha fallecido.

La familia donará sus órganos

Los médicos fueron moderadamente optimistas cuando, contra todo pronóstico, el teniente coronel superó las primeras 48 horas. Sin embargo, también advirtieron de que su estado seguía siendo extremadamente delicado. En las últimas horas habían anunciado un empeoramiento de su salud.

Montaje de la Guardia Civil con Pedro, un agente herido
Pedro Alfonso era jefe de la unidad de intervención | Cedida

Las últimas informaciones apuntaban a que había entrado en un estado irreversible, con lesiones incompatibles con la vida. Poco después se ha conocido el desenlace definitivo, de signo trágico. Pedro Alfonso ha fallecido esta mañana debido a las lesiones cerebrales que presentaba.

Según fuentes citadas por La Razón, la familia del agente fallecido tiene previsto donar sus órganos. Será este el último servicio de un agente que puso siempre su vida al servicio de los demás en las operaciones más arriesgadas. Una muestra de la capacidad de sacrificio de Pedro Alfonso Casado.

El día que iba a empezar las vacaciones

Hay otro dato que deja claro el sentido del deber y el compromiso que tenía este agente. El pasado viernes, 1 de julio, tenía previsto empezar sus vacaciones. Pero al conocer lo ocurrido en Santovenia del Pisuerga pospuso sus vacaciones para encabezar el operativo policial.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

Pedro era un agente experimentado que se había enfrentado muchas veces a situaciones como esta. Pero esta vez fue diferente, ya que se topó con un asaltante extremadamente violento y fuera de sí por la dependencia de las drogas. De hecho se entregó horas después a cambio de una dosis de metadona.

Pedro tendría que estar hoy de vacaciones con su familia, pero está muerto. Ha fallecido porque el día que se tenía que ir de vacaciones decidió participar en el operativo donde recibió el balazo mortal. Se trata de un giro trágico del destino, y también de una prueba de su elevado sentido del deber.

Jefe de la unidad de élite

Pedro Alfonso Casado nació en Sahagún, provincia de León, y era hijo de un guardia civil. Hizo su carrera en el cuerpo de la Benemérita hasta alcanzar el rango de teniente coronel. Lideraba la Unidad Especial de Intervención, una unidad de élite acostumbrada a las situaciones más peligrosas.

Montaje con foto de El Chiqui
El Chiqui sembró el terror durante horas | España Diario

El teniente coronel falleció en uno de esos actos heroicos que, la mayoría de las veces, llevan a cabo con la más absoluta discreción. Lo hacen por pura vocación, sin necesidad de publicidad ni condecoraciones. De hecho, la discreción es fundamental para que no se conozcan sus tácticas. 

El hombre que disparó la bala que ha acabado con su vida se encuentra en prisión provisional por decisión del juez. La otra víctima mortal del suceso es Dionisio, un hombre de 45 años amigo de la infancia del agresor. Los celos podrían haber sido el detonante del baño de sangre en Santovenia.