Muere una joven en el Reino Unido una semana después de descubrirse unos extraños moratones

Cuando acudió al médico, la joven fue diagnosticada de leucemia

Sarah Armstrong y los moratones en su brazo
La joven de 22 años murió una semana después de ingresar en el hospital | Liverpool Echo

Sarah Armstrong, una madre británica de 22 años de edad, murió el pasado 1 de febrero tras ser diagnosticada de leucemia mieloide aguda. La joven, residente en el norte de Liverpool y asistente de enfermera en el Antree Hospital, acudió al doctor una semana antes de su fallecimiento, preocupada por unos extraños moratones que habían aparecido en varias partes de su cuerpo.

Danielle Johnson, amigo de la fallecida, relata para el ‘Liverpool Echo’ que la joven creía que había contraído una gripe en el hospital, y que hasta una semana antes de su muerte, no era consciente de la grave enfermedad que padecía. De hecho, los síntomas eran parecidos a los de una gripe, por lo que no se hizo las pruebas pertinentes para detectar el cáncer.

Leucemia mieloide aguda

El 24 de enero, fue diagnosticada de leucemia mieloide aguda, un tipo de cáncer que afecta a las células de la sangre, y empezó el tratamiento de quimioterapia el 29 de febrero. Tres días después, fallecía en el centro hospitalario de Liverpool.

«Estaba llena de vida. Era una persona realmente positiva, lo hizo todo por todo el mundo. Estaba siempre riendo y hacía reír a los demás. Era una madre increíble, ponía siempre a los demás por delante», recuerda su amigo Danielle, quien ha iniciado una campaña de micromecenazgo para recoger dinero para su funeral. «Sarah quería que compartiéramos la historia y las imágenes para concienciar a la gente», afirma.

En este sentido, los principales síntomas de una posible leucemia son sensación de agotamiento, dificultad para respirar, hematomas, hemorragias y aumento del riesgo de infección.


Comentarios

envía el comentario