Montaje con foto del guardia civil fallecido

Muere de repente el joven guardia civil David Tena

Tenía mujer y dos hijos en Cádiz y estaba destinado en Sepúlveda, Segovia

La Guardia Civil está atravesando sus días más duros tras la pérdida del teniente coronel Pedro Alfonso Casado en acto de servicio.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

El jefe de la unidad de élite recibió un tiro en la cabeza durante una intervención en Santovenia (Valladolid). Murió con 51 años, tras pasar cuatro días en la UCI. 

Apenas recuperados del mazazo, sus compañeros del cuerpo de la Benemérita acaban de recibir otro duro golpe. David Tena, un guardia civil destinado en el Puesto de Sepúlveda, en Segovia, ha fallecido de repente. La noticia ha causado un gran pesar entre sus colegas de profesión.

David era un agente muy querido en el puesto donde estaba destinado, y su muerte ha resultado del todo inesperada. De ahí las muestras de cariño y estupefacción que se han sucedido en las últimas horas. El agente recibirá el último adiós esta tarde noche en su tierra natal de Cádiz.

David ha fallecido de manera inesperada

El Foro de la Guardia Civil ha comunicado esta mañana la muerte de David Tena, un joven guardia civil natural de San Fernando (Cádiz). Desde el cuerpo lamentan la inesperada pérdida del agente, que estaba destinado en Sepúlveda (Segovia). La tragedia ha supuesto un duro mazazo.

David Tena
David Tena era guardia civil en Sepúlveda, Segovia | Guardia Civil

David estaba casado y era padre de dos hijos, una familia a la que se dedicaba en cuerpo y alma fuera de su trabajo. Esas eran sus dos grandes pasiones, la familia y el servicio al cuerpo y a sus obligaciones. En su entorno le recuerdan como un agente implicado y con un alto sentido del deber.

Se desconocen por ahora los motivos del fallecimiento del agente, y solo ha trascendido que ha muerto de forma repentina. “Lamentamos comunicar que en el día de hoy no ha dejado David Tena, gran amigo y compañero. Nos deja repentinamente”, reza el texto donde anuncian la triste noticia.

Sus compañeros se despiden con tristeza

“Gran Guardia Civil y Gran Infante de la Marina, descanse en paz, la muerte no es el final”. Con estas palabras anunciaban la triste desgracia sus excompañeros infantes de la marina española. El joven agente había cosechado un gran número de amistades en los puestos por donde pasó.

Tras conocerse su fallecimiento han empezado a sucederse las muestras de cariño hacia el joven agente fallecido. El Sindicato Unificado de Policía de San Fernando ha sido uno de los primeros en pronunciarse. “Nuestro más sincero pésame a su mujer, a sus dos hijos, demás familiares, compañeros y amigos”, expresan.

También ha mostrado su pesar la Asociación Amigos del Camino de Santiago de Sevilla, al que de alguna forma estaba vinculado David. El guardia civil “era hijo de nuestro querido compañero Francisco Tena”. “Mostramos nuestra más profunda tristeza por el fallecimiento del agente”, han expresado.

El padre de David Tena, Francisco, es presidente de la asociación Camino de Santiago de Cádiz. También es una persona muy conocida en el entorno, motivo por el cual la trágica noticia está llegando a más gente. Especialmente en el colectivo de la Benemérita en la provincia gaditana.

Dolor en la guardia civil: días muy duros

Las muestras de cariño recibidas en las últimas horas dan una buena muestra de lo muy apreciado que era el agente. La noticia ha causado especial tristeza en su lugar natal y en el puesto donde estaba destinado, en Castilla y León. La Guardia Civil de Segovia se halla especialmente consternada.

David Tena era un guardia civil joven y sano, sin patologías previas, y por lo tanto nada hacía presagiar este suceso. Su funeral tendrá lugar esta tarde noche, a las 21:15 horas, en la Capilla de los Afligidos, de El Puerto de Santa María. Será cuando podrán dar el último adiós al agente fallecido.

Pedro Alfonso Casado
Pedro Alfonso, el agente fallecido en acto de servicio | Guardia Civil

Hace cuatro días enterraron al guardia civil Pedro Alfonso Casado, alias Perico, en la sede de la Unidad Especial de Intervención (UEI) en Valdemoro, Madrid. El agente murió el miércoles pasado tras cuatro días luchando por su vida. Recibió la Medalla de Oro al mérito militar, a título póstumo.