Montaje con foto de la víctima

Tragedia familiar: Cris, la joven de 22 años muerta junto a su sobrina recién nacida

El coche en el que viajaban seis miembros de una misma familia cayó por un barranco

Conmoción en Colombia por la muerte el miércoles, en accidente de tráfico, de una joven de 22 años y su sobrina de siete meses. Un vehículo ocupado por seis miembros de una misma familia se precipitó desde una altura de cinco metros. Dos fallecieron, mientras que el resto resultaron heridos.

El siniestro ocurrió sobre las 20:20 horas del miércoles, en una carretera en el término de Valledupar, al norte del país. Por razones que se están investigando, el coche se salió de la vía y cayó por un barranco. La policía está investigando lo ocurrido, y barajan el exceso de velocidad como causa más probable.

También están averiguando si hubo una imprudencia al superar el máximo de ocupantes permitidos. El coche en principio era de cinco plazas, y en el momento del siniestro mortal iban seis personas en el coche. Entre ellos dos menores, uno de los cuales murió mientras que el otro resultó herido.

Así ocurrió el accidente mortal

En el siniestro ocurrido el miércoles en la zona rural de Valledupar, al norte de Colombia, se tuvieron que lamentar dos víctimas mortales. Una de ellas es Cris Juliana López Urriego, una joven de 22 años. Junto a ella murió su sobrina de siete meses, y hubo también varios heridos leves.

Montaje con foto de Cris Juliana
El coche en el que viajaban cayó desde cinco metros | España Diario

Una bebé de siete meses fue trasladada a un centro hospitalario donde minutos después confirmaron su fallecimiento. También su tía Cris fue llevada a un hospital, donde no pudo superar las graves lesiones que padecía. El resto de los familiares accidentados fueron dados de alta poco después.

En el coche iba otro menor, un niño de nueve años, acompañado de su madre y su padre (este último era quien conducía). En el auto viajaba también el padrino del menor, que sufrió heridas leves y sin peligro para su vida. Los cuatro ocupantes presentaban contusiones, y el niño un golpe en la espalda.

Cris era madre de un niño y estaba separada

Cris Juliana, la chica fallecida, era prima de la mujer herida que también viajaba en el auto. Habían salido juntos para pasar un día en familia, y regresaban a sus casas cuando ocurrió la tragedia. Los allegados y el entorno de los fallecidos aún no dan crédito a lo ocurrido, y aseguran estar destrozados.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

“Cris era una muchacha sana, trabajadora y alegre”, explican personas del entorno familiar. Según explican vivió un tiempo en Bogotá, aunque ahora tenía su residencia en Valledupar donde vivía con su tía. Acababa de terminar unos estudios de cosmética y tenía muchos sueños por cumplir.

Antonio López, padre de la joven fallecida, ha explicado cómo ocurrió todo. “Ella iba en la parte de atrás del vehículo, pero cuando se accidentaron una de las puertas se abrió y se salieron ella y el bebé”. Cris era madre de un niño de dos años, se había separado de su pareja y había empezado una nueva vida.

Los dos fallecidos salieron despedidas

Según explica Antonio, ese día hacía mucho calor así que “fueron a bañarse como a las tres de la tarde”. “Llegó a casa, me dio un abrazo muy fuerte y un beso, y me dijo que me quería mucho”. Así recuerda la última vez que habló con su hija, antes de que ella partiera con sus familiares en el coche.

Cris Juliana López Urrego
Cris Juliana López Urrego, la joven fallecida | Cedida

Por su lado, el padre de la menor fallecida reconoció tener “el alma rota” y no resistir tanto dolor. “Yo no aguanto este dolor tan grande, por qué mi bebé, por qué no fui yo, por qué me han arrebatado al amor de mi vida”. Ahora están siguiendo de cerca la investigación sobre el siniestro mortal.

Según los testigos, el conductor del Mazda 3 color gris intentó maniobrar pero perdió el control del vehículo. Fue en una curva, probablemente en un exceso de velocidad, y el coche acabó cayendo al vacío. Cuatro de los seis ocupantes quedaron dentro del coche, pero las dos fallecidas salieron despedidos.