ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Muere a los 88 años Pitita Ridruejo, figura clave de la aristocracia española

Pitita, nacida en Soria, ha fallecido en su residencia de Madrid donde vivía recluida desde el fallecimiento de su marido
Pitita Ridruejo fallecía a los 88 años | La Coctelera

 

El mundo de la aristocracia está de luto tras el fallecimiento de una de sus socialités más representativas: Esperanza Ridruejo, más conocida como Pitita Ridruejo. Según informan varios medios, la aristócrata ha fallecido en la mañana del 6 de mayo a los 88 años de edad en su casa de Madrid. Pitita estuvo casa con el diplomático Mike Stilianopoulos —fallecido en 2016— con el que tuvo a sus tres hijos:  Ana que nacía en 1964, Carlos, nacía dos años después en 1966 y Claudia en 1973.

Nacida en Soria en 1931, estudió en el colegio de la Asunción de Madrid, y Literatura Inglesa en Belmont, Inglaterra, y en la Universidad de Ginebra. Era una persona cosmopolita y profundamente religiosa que compartió pupitre con Fabiola de Bélgica y fue sobrina del poeta y político, primero falangista y después demócrata, Dionisio Ridruejo.

Su matrimonio con Mike Stilianopoulos le abrió las puertas de la 'jet set'

Fue gracias a su matrimonio con el diplomático Mike Stilianopoulos lo que le permitió recorrer el mundo y conocer a personas muy influyentes llegándose a codear con la más alta sociedad. Residió en Nueva York —donde conoció a  Warhol— y en Roma, Federico Fellini, la requirió para hacer un cameo como María Callas en la película 'Roma'. Además Salvador Dalí quiso retratar su belleza, y fue una de las asistentes a la boda de Diana de Gales.

Pero su boda con Stilianopoulos no fue lo único que la hizo formar parte de la aristocracia, ya que sus padrinos de boda fueron los mismísimos condes de Barcelona. Además, tuvo el privilegio de pasar un fin de semana en Windsor invitada por Isabel II cuando estalló la guerra de Las Malvinas.

Última aparición de Pitita en el funeral de su marido | La Coctelera

 

En 1972, su marido y ella fueron nombrados embajadores en Filipinas. Poco después, volvieron a Madrid donde se instalaron definitivamente en 1984. Sin embargo, tras el fallecimiento de su marido en 2016 —al que siempre tuvo como el gran amor de su vida— las apariciones públicas de Pitita se fueron reduciendo: «Para mí lo era absolutamente todo, mi media mitad, mi todo, el hombre más importante de mi vida» declaró el día de su fallecimiento. Después de quedarse viuda, Pitita decidió recluirse en su casa palacio del centro de Madrid donde finalmente ha fallecido.

Muy aficionada a las apariciones marianas

Si hay algo que caracterizaba a Pitita Ridruejo era su afición por las supuestas apariciones marianas, afición que nació después de que, tras haber visitado a la vidente Amparo Cuevas, se le apareciera la Virgen. Desde entonces se dedicó a estudiar el fenómeno, lo que le llevó a presumir de haber visitado «todos los lugares en los que se ha visto a la Virgen». Admiradora de la madre Teresa de Calcuta, Ridruejo nunca se callaba lo que pensaba. Inició sus estudios de parapsicología, historia de las religiones y filosofías orientales, llegando a conseguir que la Iglesia reconociera las apariciones en El Escorial.

Pitita escribió un libro sobre las apariciones de la Virgen | La Coctelera

 

En 2013, en el Día de la Inmaculada Concepción, fue la anfitriona ' La Virgen María y sus apariciones', su nuevo libro sobre las apariciones marianas. El conocimiento que llegó a adquirir sobre el tema le llevó a dar numerosas conferencias.

La pintura, su otra gran pasión

A lo largo de sus 88 años, Pitita Ridruejo tocó varias artes, entre ellas la pintura con la que alcanzó gran éxito tras su mudanza a Roma en 1967, al igual que su marido que también fue muy aficionado a pintar. Un hobbie que también heredó una de sus hijas, Claudia conocida por sus esculturas monumentales aunque también se ha dedicado a la pintura ya que como ella declaró en una entrevista: «ha mamado el arte en su casa».