INVITACIÓN OFICIAL:

Únete al nuevo grupo oficial de Facebook de Corazón y Famosos. Cotilleos, fotos, vídeos, encuestas... ¡PINCHA AQUÍ Y ÚNETE!

Las menores que no tienen permiso de sus padres para abortar compran pastillas por internet

Las píldoras abortivas las adquieren por un precio de 40 euros

Muchas jóvenes menores de edad toman grandes riesgosa la hora de abortarpor no tener el permiso de sus padres o por miedo a contárselo, puesto que en España necesitan este consentimiento para poder interrumpir el embarazo.

Según aseguran entidades y farmacéuticos, hay muchas mujeres que optan por la solución de adquirir pastillas abortivas a través de la red y se las toman sin ninguna supervisión médica, tan solo leyendo lo que explica el propio producto en su publicidad. Un hecho que provoca un gran riesgo, e incluso, «mortal» para estas jóvenes menores.

Por esta razón, muchos expertos sospechan que no cambiará esta forma de actuar hasta que las menores de entre 16 y 18 años puedan interrumpir su embarazo sin la necesidad de obtener el consentimiento paterno. Un problema que ha llegado a los oídos del nuevo Gobierno y que ha tomado medidas para cambiar esta ley y derogarla.

 

Gran falta de información sobre el medicamento

Actualmente, cada año podría haber en España más de un centenar de menores de edad que toman la decisión de abortar sin consentimiento paterno, tal como apuntan varios informes de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI). En estos casos, las mujeres interrumpen el embarazo de forma clandestina, es decir, compran pastillas abortivas a través de Internet, sin ningún control ni seguridad médica.

Por su parte, la red está llena de anuncios que ofrecen Misoprostol, principio activo que se comercializa como Cytotec, por un precio de 40 euros, tal como señala ‘El Periódico’. Es un fármaco que tan solo se puede administrar de forma legal en hospitales y centros sanitarios que induce las contracciones que permiten expulsar el feto del útero antes de las nueve semanas de embarazo.

Otro gran problema de esta compra es la falta de explicación ante un producto tan peligroso, puesto que no advierten en ningún momento sobre sus efectos como fiebres, náuseas o hemorragias. Ni tampoco hay ninguna fecha de caducidad ni garantías sanitarias de que el fármaco cumple los requisitos necesarios tanto de control como de fabricación.

 

Riesgo mortal

Tanto médicos como farmacéuticos se alertan y preocupan ante esta grave situación que describen de riesgo mortal puesto que aparte de hemorragia en la menor de edad, también puede haber complicaciones médicas, como altísimas fiebres, náuseas o jóvenes que tengan problemas con paros cardíacos o choques hemorrágicos.



Comentarios

envía el comentario