Montaje con foto de víctima y asesino

El infierno de María Elena, la mujer a punto de dar a luz que convivía con su asesino

Juan José la mató porque quería empezar una nueva vida junto a su nueva pareja, sus dos hijos y el bebé

Pocos sucesos este año han causado tanta consternación como lo ocurrido en las últimas horas en Escalona (Toledo). María Elena, la víctima 48 de la violencia de género en 2022, encarna el horror de las mujeres que conviven con sus maltratadores. Juan la ha matado cuando estaba a punto de dar a luz.

Elena mantenía una relación con otro hombre del que estaba embarazada, pero vivía con su expareja y los dos hijos que tenían en común. Los menores, de 13 y 14 años, fueron testigos de la agresión que acabó con la vida de su madre. La mujer había tomado la decisión de irse de casa.

Cuando la policía llegó a la casa okupada donde vivían, se encontraron con el cuerpo de María Elena en el suelo. El maltratador había llenado una bolsa con objetos, consciente de que su próximo destino sería la cárcel. “La he matado, ya se ha ido, sé lo que he hecho y dónde voy a ir”, les gritó.

Vivían de la chatarra

Los servicios médicos practicaron una cesárea de urgencia para extraer el bebé e intentar reanimarlo. Una “escena dantesca”, como definen los propios profesionales sanitarios, que acabó con la muerte de madre e hijo. El asesino reconoció haberla matado para que el padre del bebé no viera cómo nacía.

Foto pixelada de Elena
Elena, la mujer asesinada en Escalona (Toledo) | Nius

Este crimen machista se ha producido en un entorno especialmente marginal. María Elena de 34 años, vivía con su asesino en una vivienda okupa de urbanización conflictiva a 5 kilómetros del centro de Escalona. El maltratador, un hombre de 53 años, trabajaba con ella en la venta de chatarra.

Ella le había denunciado por malos tratos hace años, pero un juzgado había retirado la orden de alejamiento y las medidas estaban inactivas. Seguía viviendo con su maltratador, pero había mostrado sus intenciones de irse. La mujer quería empezar una nueva vida junto a su pareja, sus dos hijos y el bebé.

Momentos de tensión

Días antes del suceso, la mujer embarazada de nueve meses expresó su intención de irse de casa con los niños. La sola idea de ver a su expareja con otro, junto a sus hijos y el bebé recién nacido, sacaba a la ira de Juan José. “O conmigo o con nadie, si te vas te mato”, le dijo antes de cumplir su promesa.

Fue Rocío, hija adolescente de María Elena y Juan José, quien llamó a Emergencias tras la agresión mortal. La escena que se encontraron los sanitarios cuando llegaron al chalé okupado supera cualquier escena de terror. Uno de los menores gritaba “mi padre ha matado a mi madre” señalando al asesino.

La otra adolescente estaba en la calle junto a otros familiares y al padre del bebé, que clamaba justicia. Los sanitarios no se atrevían a acercarse porque decían que el hombre estaba armado. La policía procedió a la detención de Juan José y se vivieron momentos de tensión con familiares de la víctima.

Difícil de asumir

El padre del bebé y el hermano de la mujer asesinada intentaron linchar al asesino mientras estaba bajo custodia policial. Tuvieron que subir al detenido a la planta superior y pedir refuerzos. Llegaron tres patrullas de Torrijos, Valmojado y Talavera, que acordonaron el perímetro y contuvieron la situación. 

Tras extraer al bebé del cuerpo inerte de su madre y confirmar su muerte, los sanitarios y los policías se deshicieron en lágrimas. Tardarán mucho tiempo en olvidar una escena tan salvaje. Algo que contrasta con la pasividad de Juan José, que esperaba tranquilamente a ser llevado al calabozo.

El pueblo también se encuentra consternado por esta situación difícil de asumir, y los vecinos clamaron al grito de "basta ya". Las autoridades se han sumado a las muestras de rechazo y la Junta de Castilla-La Mancha se personará como acusación particular. La muerte de María Elena culmina un diciembre negro.

Diez mujeres han muerto asesinadas a manos de sus parejas o exparejas este mes de diciembre, y se investigan otros dos casos. Esto convierte diciembre de 2022 en el mes con más asesinatos machistas desde que se cuentan las víctimas (2003). Una situación que obliga al Gobierno a tomar medidas urgentes.

Las víctimas de la violencia de género tienen a su disposición el teléfono 016 y el correo 016-online@igualdad.gob.es. También el WhatsApp 600 000 016. Además, en caso de urgencia pueden llamar al 112, al 091 (Policía Nacional) o al 062 (Guardia Civil).

NOVEDAD WHATSAPP: Pincha aquí para leer GRATIS tus noticias favoritas del Corazón en WhatsApp