El infierno de María: 5 años sin ver a su hija... y la justicia no hace nada

El padre de la pequeña se la llevó tras una fiesta de cumpleaños

María y José Luis en Espejo Público
María lleva cinco años sin poder ver la cara de su hija | Antena 3

Hace cinco años que María vive una auténtica pesadilla, pero por suerte no está sola, ya que en todo momento la acompaña su marido José Luis. Ambos han hablado con el reportero de ‘Espejo Público’ para contar su compleja situación y cómo hace cinco años que María no puede ver el rostro de su hija, quien vive afinada con su padre en un pueblo de Rumanía.

En mayo de 2014 María viajó a su país de origen para que la pequeña conociera a sus abuelos maternos. En aquél momento ya estaba con José Luis, quien asegura que obtuvieron el permiso de la jueza para sacar a la niña de España ante el «peligro de secuestro por parte del padre». Tras una semana de vacaciones en las que la pequeña conoció a sus abuelos, comenzó el calvario.

Justo en el último trámite del aeropuerto, un oficial se les acercó y declaró que la niña no podía volver a España. Aunque presentaron multitud de documentos que acreditaban que todo estaba en regla, la pequeña se quedó en Rumanía porque el padre no quiso firmar su pasaporte. De esta forma, a los tres años y medio, la niña quedó al cargo de sus abuelos maternos, aunque por poco tiempo.

Fatídica fiesta de cumpleaños

Pocos meses después, María volvió a viajar a su país natal con motivo de la fiesta de cumpleaños de su hija. Fue entonces cuando el padre se llevó a la pequeña, previo consentimiento de la madre, para pasar el resto del día juntos, tal como habían acordado. Horas después María recibió un mensaje de su expareja: no volvería a ver su hija.

Aunque ha intentado acercarse a su hija en varias ocasiones, le ha sido imposible volver a ver su rostro, ver cómo ha crecido a lo largo de estos cinco años. Junto a su actual marido José Luis, luchan porque la justicia rumana entre en acción y se pueda regular el régimen de visitas. El próximo 25 de marzo se celebrará el juicio.

María cree que se trata de una venganza por haber roto la relación, aunque el precio a pagar ha sido demasiado alto. Tal y como aseguraban los tertulianos de 'Espejo Público', los casos de secuestro por parte de alguno de los progenitores son difíciles de resolver, y es que primero hay que ver qué juzgados son competentes y después pasar por multitud de procesos hasta ver a quién le otorgan la custodia.


Comentarios

envía el comentario