Maldivas declara la emergencia climática

La intención con la declaración es intentar rescatar sus territorios muy próximos al nivel del mar en riesgo de desaparecer
Imagen de Meeru Islant con los resorts típicos de las Maldivas
Muchas zonas mediáticas de las Maldivas podrían desaparecer con la subida del nivel del agua del mar | Archivo

 

El Parlamento de Maldivas ha declarado emergencia nacional sobre el impacto de la crisis climática en el paradisiaco país del océano Indico. La moción fue aprobada por el legislativo por unanimidad y establece la obligación institucional de Maldivas para presionar a los países y a las organizaciones internacionales a invertir en energía renovable en lugar de combustible fósil.

 

Riesgo de desaparición de muchas islas

El país del sur asiático está compuesto por 1.200 atolones de los que un 80 % se eleva tan solo un metro sobre el nivel del mar, y el riesgo de desaparición han sido una preocupación de la nación desde hace varios años. «Maldivas cree que los fondos para minimizar el efecto del impacto del cambio climático en países bajos como el nuestro no abordarán el problema de forma permanente y que la efectividad de un plan radica en reducir las emisiones de carbono de las naciones del mundo», señala la moción.

De acuerdo a las proyecciones de expertos, sobre las que se desarrolló el debate, el futuro de Maldivas está en que la temperatura de la tierra no exceda los 1,5ºC. Para lograr este objetivo, Maldivas abogará ante las economías más grandes del mundo para reducir sus emisiones de carbono en un 45 % antes de 2030 y reducir las emisiones de carbono a cero para 2050. La nación, con 310.000 habitantes y que recibe a 650.000 turistas al año, se ha comprometido a ser una 'nación neutra en carbono' en 2020, un plan que aún no ha logrado completar.

 

Reducción de las emisiones, urgente

El parlamentario maldivo Mickael Naseem confió en que Maldivas pueda abogar con éxito para reducir las emisiones mundiales de carbono y que las políticas de los países también se alinean de manera amigable con el clima. Según el texto aprobado este pasado miércoles, Maldivas intervendrá además ante las potencias para establecer un procedimiento escrito para sancionar a los países que producen un exceso de carbono en menoscabo del Acuerdo de París.

Maldivas lleva años planteando su preocupación sobre el avance de la emergencia del clima en el mundo, y el 2008 el entonces presidente maldivo Mohamed Nasheeda se planteó incluso la idea de comprar un territorio en los países cercanos para trasladar a sus habitantes a tierra firme en caso de un empeoramiento de la situación.

«Los objetivos no son imposibles. Pero las políticas estatales también tienen que ser amigables con el clima. Los consejos de la isla (organizaciones locales) tienen un papel importante en la protección del medio ambiente y el gobierno debe trabajar junto con los consejos para asegurarse de que estas políticas se apliquen de manera efectiva», dijo a EFE el legislador.

 



Comentarios

envía el comentario