Una perra muere de un ataque de pánico en Argentina tras un espectáculo pirotécnico

Antonella Modasjazh, su dueña, ha denunciado la pasividad de los veterinarios de la ciudad
La asociación ADAE denuncia el uso de la pirotecnia | ADAE

Es costumbre que durante la noche del 14 de diciembre se celebre un espectáculo pirotécnico en la ciudad argentina de Esquel. Como cada año, el dueño de Magui -una perra de avanzada de edad- tuvo que quedarse en casa para tranquilizar al animal. No obstante, durante la noche del pasado sábado Magui sufrió tal ataque de pánico que acabó muriendo en brazos de su dueño.

La familia de la perra, devastada por el suceso, ha compartido las fotos del momento y una carta que relata lo sucedido. En este sentido, los dueños de Magui reflexionan sobre el uso de la pirotecnia en las fiestas populares y denuncian la pasividad de los veterinarios, quienes no hicieron nada por salvar la vida de su mascota. 

Antonella Modasjazh, su dueña, afirma que él y su hijo solicitaron la ayuda de todos los veterinarios de la ciudad, pero ninguno acudió para calmar el terror del animal o administrar tranquilizadores a la perra.

La organización ADAE se hacía eco de esta trágica noticia y organizaba una quedada para protestar contra el uso de la pirotecnia. Cabe destacar que los perros son tres veces más sensibles a los sonidos que los humanos, por lo que algunos de estos animales sufren un dolor agudo al escuchar petardos o espectáculos pirotécnicos.