Madrid Central funciona: la contaminación baja a su mínimo

Según un informe de Ecologistas en Acción, los niveles de NO2 han bajado al mínimo de la última década en la capital española
La contaminación ha bajado claramente con la puesta en funcionamiento de Madrid Central | EFE

 

Madrid Central, medida que ha sido fruto de una gran discusión política en el ayuntamiento de la ciudad, ha conseguido que los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) hayan bajado al mínimo de la última década. La zona de bajas emisiones puesta en marcha a finales de 2018 ha conseguido su propósito: mejorar la calidad del aire de la capital española. No obstante, el resto de los contaminantes siguen en valores similares.

Así lo concluye el informe ‘La calidad del aire en la ciudad de Madrid durante 2019’ presentado este jueves, 9 de enero, por Ecologistas en Acción. No obstante, los datos dejan claro que no todo son buenas noticias, ya que la ciudad ha vuelto a superar los valores límite de protección de la salud fijados por la legislación europea, así como los valores que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Pese a vivir aún una situación desfavorable, los datos dejan claro que la calidad del aire ha mejorado con la puesta en funcionamiento de Madrid Central con un «notable descenso» de la polución en la capital española. Por su parte, otros gases contaminantes, como el ozono troposférico, han mantenido los mismos niveles este último año.

 

 

Recurso judicial contra el ayuntamiento

«La contaminación se ha reducido y Madrid Central funciona, a pesar de las actuaciones del equipo de gobierno del ayuntamiento de Madrid para restarle efectividad», ha subrayado el coordinador de Ecologistas en Acción, Paco Segura, que ha anunciado que la organización ha presentado hoy un recurso ante los tribunales en contra de las medidas acordadas por la Junta de Gobierno del consistorio el 26 de diciembre pasado para «relajar Madrid Central» .

En el mismo sentido, Juan Bárcena, coordinador de calidad del aire de la entidad, ha señalado que los resultados de contaminación son «claramente mejores» para la capital y si se refuerzan las medidas se puede «alejar el horizonte» de las sanciones de la Unión Europea, que tiene abierto un expediente de infracción por incumplimiento de los límites máximos de contaminación.