ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La llegada de extraños peces remo en Japón despierta el miedo por un inminente tsunami

Los temores de un desastre natural en la isla nipona aumentan después de localizar varios ejemplares de un pez de aguas profundas que fue un presagio del maremoto de 2011
Imagen del mortal tsunami de 2011 en Japón | Arxiu

 

La intranquilidad se está apoderando de los japoneses estos días por la presencia de varios ejemplares de 'peces remo' muertos en las playas del país nipón. Este temor está infundado por una leyenda japonesa, la cual dice estas terribles apariciones van acompañadas de un mal presagio, anunciando la llegada de terremotos y tsunamis.

Durante el invierno, se han descubierto hasta 7 ejemplares en las redes de pesca. Tradicionalmente, este pez óseo de gran longitud, recibe el nombre de ‘Mensajero del Palacio del Dios del Mar’ y se cree que se amontonan en las costas antes de los desastres naturales de origen marítimo.

A pesar que los científicos niegan las consecuencias de los hechos de esta leyenda, un tiempo antes al fatal terremoto y tsunami de 2011, que mató a 20.000 personas, una docena de peces remo habían llegado a las costas de Japón. Este suceso hizo crecer la popularidad de la leyenda.

Un ejemplar muerto del temido pez remo, que trae desastres naturales | Twitter

 

Los científicos proponen varias evidencias físicas para dudar la validez del mito

El pez remo, la especie de pez óseo más grande del mundo, puede hacer entre 3 y 11 metros de largo, y puede llegar a pesar cerca de 200 kilos. Suele vivir en las profundidades marinas, concretamente, entre los 200 y los 1.000 metros bajo el nivel del mar, por lo que su presencia en la superficie y en la costa es bien extraña.

A pesar que se descubrieron tantos de estas criaturas y después sucedió el tsunami, los científicos no quieren creerse este mito de mal presagio e intentan desmontar la leyenda con hechos físicos. Defienden que la mayor presencia de estos peces es provocada por el cambio climático, que estaría aumentando la mortalidad de esta especie.

Otra posible explicación científica podría ser que pequeños cambios en la corteza terrestre en el fondo del mar antes de un terremoto, podrían hacer que la corriente revuelva y empuje a los seres marinos de las zonas hondas hacia la superficie del océano.

O lo más probable es que los peces remo siguen el movimiento de sus presas para cazarlos y lleguen desorientados a la costa. El mito atrapa a los más fervientes fieles y a los científicos, que no se ponen de acuerdo sobre la causa más real.