Los 10 timos y estafas relacionadas con el coche que puedes sufrir

Hay que tener mucho cuidado y estar alerta ante cualquier sospecha, avisando a la policía
Las estafas más habituales relacionadas con los vehículos que podemos sufrir | Cedida

 

Los timos y las estafas son demasiado habituales hoy en día, pero sobre todo ahora en esta época veraniega destacan los relacionados con los vehículos. Por lo que hay que tener mucho cuidado y estar alerta ante cualquier sospecha, avisando a la policía.

A continuación puedes encontrar una lista de los timos y estafas relacionados con los vehículos, tanto en las carreteras como en los talleres mecánicos, incluso en tu propia casa y a través de internet, que ocurren con mayor frecuencia y que ha compartido el medio digital ‘autopista’.

Diez timos y estafas relacionados con los vehículos

1. El timo del retrovisor

Un vehículo choca con el de la víctima para simular que se le rompe el retrovisor, a continuación el estafador insiste en que se le debe pagar cierta cantidad de dinero para repararlo, pero sin hacer los papeles de la aseguradora, para ello la acompañan hasta un cajero donde ven el PIN y le roban la tarjeta de crédito.

Las víctimas suelen ser personas mayores y este timo puede tener diferentes versiones, como que el coche es de alquiler y el estafador tiene prisa porque va a perder un vuelo; incluso puede prometer que después le reembolsará el dinero y puede hacer una falsa llamada para que un cómplice le asegure a la víctima que es mejor pagar rápidamente. Sin embargo, todo es falso y el estafador se esfuma con el dinero de la víctima quien realmente no ha roto ningún retrovisor.

El timo del retrovisor es una de las estafas más habituales hoy en día | Cedida

 

2. Una avería del coche

Una versión de este timo es que un vehículo realiza señales acústicas y luminosas para parar en el arcén porque supuestamente la víctima está sufriendo una avería. Entonces el estafador distrae a los ocupantes del coche enseñándoles dónde supuestamente han sufrido una avería, como por ejemplo diciendo que han visto cómo se les caía alguna pieza, mientras otro estafador aprovecha para robar las pertenencias que estén en el interior del vehículo de las víctimas.

Otra posible versión de este timo suele producirse en las gasolineras y los autores acaban pinchando una rueda del vehículo de las víctimas mientras estas están repostando combustible. Esto es muy peligroso, pues en un momento dado la rueda acabará deshinchándose y podría llegar a causar un accidente. En el momento en el que las víctimas se paran, aparece otro vehículo cuyos ocupantes se bajan para ayudar, pero son los estafadores que los han estado siguiendo y aprovechan el momento para robar las pertenencias del interior del coche averiado.

3. Los inhibidores de frecuencia

Otro lugar donde se debe tener mucho cuidado son los aparcamientos, pues son zonas con mucha afluencia de vehículos y los estafadores pueden implantar inhibidores que impiden que las ondas del mando a distancia lleguen al receptor, por lo que el coche no se cierra y queda abierto, así pueden robar las pertenencias de su interior e, incluso, pueden llevarse el coche.

 

4. Los repetidores de frecuencia

Relacionado con los inhibidores está el repetidor de frecuencia, en este caso el aparato amplía la señal del mando o del receptor del coche, por lo que si el vehículo de la víctima está aparcado frente a su casa y el mando en el interior del domicilio, los ladrones pueden conseguir que el coche se abra automáticamente y solo.

5. Los talleres piratas

Un timo que puede ser muy peligroso es pagar por reparaciones que jamás llegan a realizarse. Ocurre en los talleres piratas, donde una víctima puede estar pagando grandes cantidades de dinero, pero el mecánico jamás arregla el coche o cuando no paran de aparecer averías y la factura va incrementándose por detalles que quizá no están afectados.

También podemos ser víctimas de una estafa en falsos talleres o al comprar un vehículo que es una réplica falsa | Cedida

 

6. Coches de segunda mano sospechosos

Actualmente se utilizan muchas plataformas de compraventa en internet donde se puede lograr un vehículo, a veces, a un precio increíble por lo que puede llegar a ser sospechoso. Incluso se puede ser víctima de una estafa al comprar cierta marca de coche, pero que realmente es una réplica, entre otros ejemplos demasiado habituales, como por ejemplo que jamás entreguen el vehículo.

7. El ‘phishing car’

El ‘phishing’ es el fraude a través de internet en el que un estafador se hace pasar por otra persona. Por ejemplo en páginas de segunda mano en las que publican falsos coches en venta y, cuando una víctima se interesa por el vehículo, le piden un pago por adelantado. Las excusas pueden ser muy variadas y una de ellas sería que el dueño se encuentra en el extranjero.

Otra estafa muy habitual hoy en día es recibir correos electrónicos y mensajes con los que acaban robando información personal | Cedida

 

8. El falso radar

En este caso la víctima recibe un correo electrónico supuestamente de parte de la DGT en el que se le informa que un radar ha fotografiado su vehículo superando los límites de velocidad establecidos en una carretera. Para comprobarlo y poder ver la imagen, esta se debe descargar, sin embargo, al hacerlo, la víctima acaba de dejar que un virus se introduzca en el ordenador, con el que el estafador logra todas las contraseñas, así como la información bancaria y tarjetas de crédito.

9. La multa falsa

También se puede recibir otro correo electrónico supuestamente de un organismo oficial en el que se le informa a la víctima que se le ha impuesto una multa y debe abonar una cantidad muy elevada de dinero, por lo que se debe pagar siguiendo unas instrucciones indicadas. Sin embargo, como en el anterior caso, al descargar el archivo se introduce en el ordenador un virus que roba toda la información personal de la víctima.

La última estafa telefónica se aprovecha del miedo ante el secuestro de un familiar o que este esté encarcelado | Cedida

 

10. Los falsos secuestros y accidentes

Finalmente podemos encontrar un tipo de estafas que involucra, sobre todo, personas mayores. La víctima recibe una llamada en la que se le informa que un familiar ha sido secuestrado y le piden una gran suma de dinero que debe entregar en pocos minutos. O le cuenta, haciéndose pasar por abogado, que el familiar ha provocado un accidente de coche, por lo que ha sido encarcelado y debe abonar la fianza.