Montaje con foto de Juantxo

Juantxo, el padre de familia fallecido trágicamente en España: lo están investigando

Murió al ser atropellado por una máquina elevadora en su puesto de trabajo en Olazti (Navarra)

Luto en la localidad navarra de Olazti (Navarra) por la trágica muerte de Jon Koldo Arregui, más conocido como Juantxo. Tenía 55 años, era padre de una chica de 19, y murió ayer en un accidente laboral en su pueblo. Fue atropellado por un compañero con una máquina elevadora.

El suceso ocurrió en las instalaciones de Cementos Portland en Olazti, ayer, sobre las doce del mediodía. Juantxo se encontraba realizando labores de control de empaquetado de sacos de cementos. Por motivos que se están investigando, fue atropellado por una máquina fenwick. 

La policía foral de navarra abrió una investigación para esclarecer este accidente laboral. La muerte de Juantxo ha causado una profunda conmoción entre sus familiares, que ya sufrieron otra pérdida hace solo unas semanas. El trabajador fallecido estaba a punto de cumplir los 56 años.

Muerto semanas después que su hermana

Jon Koldo era el tercero de cinco hermanos, e iba a cumplir 56 años el próximo mes de octubre. Nació y vivió en Olazti, era padre de una joven y su familia era su gran pasión. Además era un gran aficionado al monte y reunía una gran cantidad de amigos que ahora se encuentran devastados.

Foto de Juantxo Arregui
Juantxo, el trabajador fallecido en accidente laboral | Archivo personal

Sus amigos destacan que era una persona cariñosa y muy divertida, ya que siempre estaba de buen humor. También señalan que era un buen compañero y solidario, siempre dispuesto a echar una mano. Su muerte ha causado una profunda conmoción, ya que además era muy activo.

La pérdida de Juantxo supone un nuevo mazazo para su familia, ya que hace apenas unas semanas murió su hermana Begoña. Además era un vecino muy conocido y querido por todos. El ayuntamiento de la localidad se compromete a investigar el suceso y ha emitido un comunicado.

Amante del submarinismo y el monte

Juantxo era un apasionado del monte y siempre que podía le gustaba escaparse a buscar setas. Recientemente se aficionó también al submarinismo, pasión que compartía con unos amigos en la costa cantábrica. También le gustaba esquiar, aunque hace poco había dejado de practicarlo.

Además de cultivar varias aficiones, Juantxo era un padre de familia que trabajaba duro para sacar a los suyos adelante. Llevaba treinta años trabajando en la cementera de su pueblo, en la que también estaba empleado su hermano. Este jueves le sorprendió la tragedia de forma inesperada.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

La víctima se encontraba realizando labores de control cuando fue atropellado por una máquina que circulaba por la zona. Un equipo médico se desplazó hasta allí con una patrulla de la Policía Foral de Alsasua. Intentaron reanimarlo, pero había muerto en el acto y no pudieron hacer nada.

Están investigando el suceso

La policía abrió diligencias para investigar lo ocurrido e iniciar la instrucción en el juzgado de guardia. El cuerpo del operario fallecido fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Navarra para practicarle la autopsia. La investigación tendrá que esclarecer si hubo algún tipo de negligencia.

Cementera Portland de Olazti
La cementera de Olazti donde ha ocurrido la tragedia | Archivo

El 112 recibió ayer al mediodía una llamada de emergencia por un accidente laboral grave en la cementera. Según las primeras informaciones, la víctima estaba supervisando el empaquetado cuando fue arrollado. En la misma nave se hallaba otro operario manejando la carretilla elevadora. 

La muerte de este trabajador se enmarca en el incremento de la siniestralidad laboral en España. Un total de 394 trabajadores murieron en accidentes laborales en el primer semestre de este año, lo cual supone un 18% más que el año pasado. Son datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social.

La mayoría de los accidentes mortales en el trabajo se producen por infartos y derrames cerebrales, accidentes de tráfico y atrapamientos. También por amputaciones, caídas y colisiones contra objetos en movimiento. Detrás de las cifras hay tragedias personales, como la de Juantxo.