Un niño de 14 años se suicida en las vías del tren delante de sus compañeros de clase en Reino Unido

Sam dejó su mochila y móvil a un amigo y, acto seguido, se arrojó a las vías del tren
Sam Connor junto con su madre y su hermano mayor | Daily Mail

 

Sam Connor, un niño de 14 años, se tiró a las vías del tren el pasado lunes, 15 de julio, en la estación de Chertsey, Guildford Road, Reino Unido. Las autoridades trabajan bajo la hipótesis que el niño sufría bullying en el colegio, aunque desde el centro aseguran que no tenían constancia de ningún acoso. 

El menor dejó su mochila y su móvil a uno de sus compañeros de clase, y, acto seguido, se arrojó a las vías del tren, según informa el diario británico 'Daily Mail'. Minutos más tarde de lo sucedido, los investigadores encontraron entre sus pertenencias una nota suicida donde aparecía la clave para acceder al móvil del chico.

 

La estación de Chertsey se ha llenado de flores y homenajes al joven | Daily Mail

 

Según el rotativo mencionado, la nota contenía dos nombres, que no se han hecho públicos. Sam murió sobre las 16 horas del lunes, delante de al menos 50 compañeros. «Solo quedaban cuatro días de clase. Pudo haber aguantado un poco más», declaró uno de los amigos de Sam ante el Daily Mail.

«Era un chico tímido y sensible»

Actualmente, la familia está recibiendo apoyo psicológico. Desde el día de los fatídicos hechos, la estación de Chertsey se ha llenado de flores y homenajes al joven. Sam Connor tenía tres hermanos y tres hermanastros. En las notas de homenaje, la familia y los conocidos lo recuerdan como un niño cariñoso, educado, y buen estudiante: «Era un chico tímido y sensible, pero con un gran sentido del humor».

 

«Siento mucho que la vida no fuese más amable contigo, corazón. Descansa en paz ángel» | Daily Mail