ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Encuentran un fármaco capaz de combatir un mecanismo que facilita la metástasis del cáncer de mama

Investigadores del Campus de Medicina Anschutz de la Universidad de Colorado han dado con el hallazgo
Los investigadores intentan dirigir su estudios a frenar el proceso de metástasis del cáncer de mama | España Diario

 

Investigadores del Campus de Medicina Anschutz de la Universidad de Colorado (Estados Unidos) ha identificado un compuesto que inhibe un mecanismo responsable de la metástasis. Cuando administraron este compuesto que aún no ha sido nombrado a modelos de ratón de cáncer de mama, evidenciaron que podría suprimir drásticamente la metástasis asociada con el cáncer de mama.

Muchos cánceres son relativamente inofensivos en su lugar de origen, y sólo cuando hacen metástasis en sitios como el cerebro, los huesos, los pulmones y el hígado se vuelven especialmente peligrosos. Además de detener el crecimiento del cáncer en su sitio primario, una meta continua de la investigación del cáncer es mantener el cáncer contenido para detener su capacidad de viajar a través del cuerpo.

¿Qué es el SIX1/EYA?

Este nuevo estudio, presentado en la Reunión Anual 2019 de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (AACR, por sus siglas en inglés), ofrece otro paso en una línea continua de investigación dirigida exactamente a eso. Hace una década, este mismo equipo demostró que un 'complejo transcripcional' llamado SIX1/EYA puede donar células, e incluso células cercanas, con la capacidad de hacer metástasis. El nuevo compuesto inhibe precisamente este proceso.

Como muchos mecanismos en el cáncer, un factor que hace que la historia de SIX1/EYA y la metástasis sea especialmente compleja es que están lejos de ser los únicos actores.

Este tratamiento pretende detener la reacción en cadena, silenciando el SIX1/EYA | España Diario

 

Primero, el gen SIX1 está involucrado en el desarrollo temprano de muchos de los tejidos del cuerpo, incluyendo las estructuras musculares, auditivas, renales y craneofaciales. Pero después de las primeras etapas de desarrollo, este gen se vuelve silencioso en la mayoría de los tejidos adultos, a menos que sea emparejado accidentalmente con EYA después de que el desarrollo se haya completado, lo que puede reiniciar la acción de SIX1.

La pareja SIX1/EYA resultante es un 'complejo transcripcional' que puede regular la frecuencia con la que se leen y fabrican otros genes, lo que hace que la expresión génica aumente o disminuya. En el contexto del cáncer, su trabajo muestra que el SIX1/EYA magnifica las señales transmitidas a través de una red llamada TGFb. Las células en el extremo receptor de esta señal TGFb pasan por una transformación bastante drástica, llamada transición epitelio mesénquima (EMT, por sus siglas en inglés).

Las células epiteliales no pueden viajar a través del cuerpo. Deben permanecer anclados a los tejidos donde crecen. Si se desanclan, mueren por un proceso llamado anoikis. Pero las células con propiedades mesenquimales no están afectadas por anoikis y, por tanto, pueden viajar a través del cuerpo más fácilmente.

Entonces, la cadena de causa y efecto es algo así: EYA interactúa con SIX1; juntos, SIX1/EYA activa la señalización TGFb (junto con otras vías de señalización que promueven la migración y la invasión), que induce a las células e incluso a las células cercanas a someterse a la EMT, lo que hace que estas células EMT de repente puedan viajar. El resultado es que las células cancerosas que deberían estar atascadas en su lugar pueden hacer metástasis. El nuevo fármaco detiene esta reacción en cadena en el primer paso, silenciando el SIX1/EYA.