Alerta: Intentan meter en España a 2 animales muertos portadores de peligrosas enfermedades

La Guardia Civil investiga a una joven de 25 años y de Almería que llevaba dos pangolines en su maleta, especie que podría transmitir el coronavirus

Imagen de un ejemplar de pangolín
Los dos pangolines han sido hallados en una maleta de equipaje | Archivo

La Guardia Civil investiga a una joven de 25 años y vecina de Roquetas de Mar (Almería) tras intentar entrar a España dos pangolines muertos, una especie que está en el punto de mira en China porque podría ser portadora del coronavirus y que, a su vez, está en peligro de extinción. La chica está acusada de un delito relacionado con la Flora y Fauna y otro por tráfico ilegal de especies protegidas o en peligro de extinción.

Los agentes interceptaron a los dos animales muertos en la maleta de la joven durante uno de los controles fiscales que lleva a cabo la Guardia Civil. Se da el caso que la maleta estaba extraviada en el almacén de una de las compañías aéreas y que su propietaria reclamaba. La mujer había facturado su equipaje en Guinea Ecuatorial y los animales estaban en estado de descomposición y envueltos en plástico entre su ropa.

Imagen de dos pangolines muertos interceptados en España
Los dos ejemplares fueron hallados en una maleta de equipaje | Guardia Civil

El largo viaje de la maleta

La persona investigada había facturado su equipaje desde Malabo (Guinea Ecuatorial) hasta Madrid, con escala en Casablanca (Marruecos) donde su maleta fue extraviada, por lo que no facturó equipaje al embarcar en vuelo hasta Almería.

Posteriormente, una vez localizada la maleta y habiendo señalado la propietaria que no tenía nada que declarar, durante la inspección, los agentes hallaron en el interior dos animales muertos envueltos en plástico, eviscerados y con marcas en la piel de haberle extraído la armadura que le protege en forma de escamas, además de en un visible y notorio estado de descomposición.

Especie en peligro de extinción y en el punto de mira

Una vez realizado un reconocimiento más exhaustivo a través de Sanidad Animal y del Servicio de inspección, vigilancia y regulación de comercio exterior, los agentes de la Guardia Civil identificaron a los dos animales como especímenes del género Pangolín.  

Esta especie se encuentra recogida en el Convenio Internacional de Especies Amenazadas (CITES) y catalogada dentro de los animales en serio peligro de extinción al tratarse una de las especies más demandadas por el valor que adquieren sus escamas en el mercado ilegal. 

Posibles portadores del coronavirus

No obstante, y pese a su alto valor a nivel culinario, hace unos días saltó la alarma en China ante un nuevo estudio que apuntaba que los pangolines podrían ser los portadores del coronavirus, transmitiéndolo desde los murciélagos hasta los humanos. Un extremo que aún no está confirmado al 100% pero que ha puesto en alerta a todo el mundo. No obstante, estos dos ejemplares procedían de África, zona bastante al margen de esta crisis sanitaria.

Debido a la descomposición de los animales, además de las posibles enfermedades que pudieran tener, han quedado depositados en la Aduana sujetos al reglamento 2016/2009 relativo a la introducción en la Unión Europea de productos de origen animal. Las diligencias instruidas por la Guardia Civil han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción 2 de Almería.


Comentarios

envía el comentario