INVITACIÓN OFICIAL:

Únete al nuevo grupo oficial de Facebook de Corazón y Famosos. Cotilleos, fotos, vídeos, encuestas... ¡PINCHA AQUÍ Y ÚNETE!

Los hipopótamos de Pablo Escobar están destruyendo Colombia

Las mascotas del famoso narcotraficante están invadiendo hábitats colombianos ejerciendo un grave impacto en el ecosistema

El famoso narcotraficante Pablo Escobar tenía, a 180 km de Medellín (Colombia), a su enorme hacienda conocida como ‘Hacienda Nápoles’. Entre las cosas más curiosas y extravagantes que poseía era su zoológico particular, con animales exóticos de África, como rinocerontes, jirafas, elefantes o cebras.

Algunos de estos animales murieron cuando la familia abandonó la hacienda, pero los hipopótamos resistieron y consiguieron campar a sus anchas por la zona. Esos 4 hipopótamos (1 macho y 3 hembras), sobrevivieron en el principal río del país, el río Magdalena, y acabaron ocupando 2.000 km2.

Su nuevo hábitat les gustó tanto que, en 25 años, de los 4 hipopótamos iniciales, han pasado a ser una población de 80 individuos. Ahora, los científicos han hecho la primera evaluación de estos animales en los ecosistemas acuáticos del país y han visto que han generado un gran impacto.

«Esta especie tiene un gran impacto en su ecosistema autóctono en África, y descubrimos que tiene un impacto similar cuando la importas a un continente completamente nuevo con un entorno y un elenco de fauna completamente diferente», asegura Jonathan Shurin, Profesor de Ciencias Biológicas en la Universidad de California en San Diego. «Está claro que este efecto podría incluir consecuencias negativas para la calidad del agua y los recursos hídricos al alimentar algas y bacterias dañinas».

 

 

La población irá a más y también los problemas

Dado que estos animales son nocturnos, se alimentan en tierra la mayor parte de la noche y pasan el día refrescándose en el agua, generando una gran cantidad de desechos en el agua que están alterando la química y el oxígeno de los lagos. El estudio, publicado en la revista Ecology, revela que los hipopótamos invasores están cambiando la calidad del agua al aportar grandes cantidades de nutrientes y material orgánico.

«El efecto de fertilizar todas esas bacterias y algas aumenta la productividad en el agua», asegura Shurin. «Descubrimos que los lagos son más productivos cuando tienen hipopótamos. Esto puede cambiar los tipos de algas y bacterias y puede generar problemas como la eutrofización o un exceso de producción de algas que pueden generar floraciones de algas nocivas similares a las mareas rojas».

Los investigadores estiman que la población de hipopótamos continuará creciendo dramáticamente en los próximos años. «En las próximas dos décadas podría haber miles de ellos. Este estudio sugiere que es urgente decidir qué hacer con ellos. La pregunta es: ¿Qué debemos hacer?», explica Shurin. Según el experto, la situación es mucho más fácil de abordar ahora con 80 hipopótamos que cuando haya miles.



Comentarios

envía el comentario