Foto del desaparecido

Encuentran muerto a Nacho, el joven español que llevaba meses desaparecido

Dos jóvenes encontraron sus pertenencias por azar la semana pasada

Una nueva pista aparecida los últimos días había devuelto las esperanzas de encontrar a Nacho un año después. Esta mañana han encontrado el cadáver de este joven tinerfeño de 30 años desaparecido el 14 de julio de 2021. A falta de que concluya la investigación, no hay signos de muerte violenta.

El martes de la semana pasada, dos jóvenes que volaban un dron se encontraron de forma casual con unas pertenencias. Los objetos encontrados pertenecían a Ignacio Palmero, el joven desaparecido hace un año. Esto permitió acotar la búsqueda, y en la batida de hoy ha aparecido el cadáver.

Ignacio Palmero era un joven brillante y estudioso cuya vida dio un vuelco tras la muerte de su padre. El chico se mudó al chalé de su padre, en Tenerife, y ahí empezó una deriva que acabó en el consumo de drogas. Los días anteriores a su desaparición se había mostrado muy deprimido.

El azar ha llevado hasta el cuerpo de Nacho

Durante todos estos meses, Lola Hijar, la madre de Nacho, ha vivido con la incertidumbre de saber dónde estaba su hijo. Todo dio un vuelco el pasado martes, cuando unos jóvenes hacían volar un dron. El aparato se cayó por la ladera del monte de Las Mercedes, en San Cristóbal de la Laguna.

Montaje con foto de Ignacio Palmero
Trágico final a la búsqueda de Nacho | España Diario

Empeñados en recuperar la aeronave, los jóvenes bajaron por un terreno escarpado lleno de maleza. Allí, en una zona de difícil acceso, encontraron un saco de dormir, una cartera y varios botes de comida. Dentro de la cartera había un DNI con los datos de Ignacio Palmero, desaparecido hace un año.

Justo horas antes, Caso Abierto había recuperado la historia de este chaval al que parecía habérselo tragado la tierra. La madre denunciaba la pasividad de la policía a la hora de buscar a su hijo. Estaba desesperada por el temor de no saber nunca si su hijo estaba vivo o muerto, y dónde.

La batida ha empezado una semana después

El hallazgo de las pertenencias de Nacho abrió una nueva esperanza para encontrarle. La policía seguía manteniendo el suicidio como principal hipótesis de la desaparición, pero Lola se negaba a creerlo. Decía que alguien que se suicida busca un barranco, y no un campo abierto como ese.

La madre volvió a quejarse de la falta de implicación de la policía, que a pesar del hallazgo no empezó las batidas hasta hoy. “Quizá la batida tendría que haber llegado antes”, lamenta con amargura. La búsqueda ha dado resultados, y un año después se ha resuelto el misterio de esta desaparición.

Esta mañana ha empezado la batida en la que participaban helicópteros, perros y un grupo de agentes. “He estado una semana esperando que activen el operativo”, se quejaba Lola, “una vez más, han llegado tarde”. A primera hora llegaba la fatal noticia, habían encontrado el cuerpo sin vida de Nacho.

Muchas incógnitas en el aire

Todas las circunstancias que rodeaban la desaparición de Nacho hacían pensar en un posible suicidio. Esa fue la hipótesis que mantuvo desde el principio la policía, aunque su madre siempre mostró sus dudas. “Alguien que se quiere quitar la vida quizás no se lleve un saco de dormir, ¿no?”.

Foto de Ignacio junto a su madre
La madre de Nacho ya conoce el triste desenlace | Cedida

Lola ha mantenido hasta el final la esperanza de encontrar con vida a su hijo. Nacho dijo que quería desaparecer, y compró cuatro billetes a Barcelona y Madrid pero no utilizó ninguno de ellos. Su madre manejaba la hipótesis de la fuga voluntaria hacia algún lugar, quizás hacia otro continente.

La aparición de las pertenencias de Nacho tampoco la desviaron de esa teoría, ya que parecía que el chico había sobrevivido en el monte algún tiempo. El hallazgo del cadáver plantea nuevas incógnitas sobre el final del chico. Solo la investigación y la lucha de su madre ayudarán a saber qué le ocurrió.