Espectacular hallazgo: Sorpresa entre los arqueólogos por un histórico descubrimiento en Baleares

Los expertos han encontrado un antiguo yacimiento romano con cerca de 200 ánforas de la época bajo las aguas de la isla de Mallorca

Imagen del hallazgo de ánforas romanas bajo las aguas de Mallorca
El hallazgo se ha hecho bajo las aguas de Mallorca | Twitter

Sorpresa con mayúscula la que se han llevado los arqueólogos en las Islas Baleares tras encontrar un misterioso yacimiento romano bajo las aguas de Mallorca que cuenta con cerca de 200 ánforas de la época. En concreto, el hallazgo se ha hecho en la bahía de Alcudia, justo en una cueva submarina de agua dulce.

La Fuente de Ses Aiguades está a escasos metros del mar y alberga una cámara a 14 metros de profundidad donde los arqueólogos han encontrado estas 200 ánforas romanas. De hecho, en este mismo punto ya se encontraron 198 ánforas de la época romana republicana, islámica y de los siglos XVIII y XIX en el año 1998.

Imagen de una de las ánforas romanas halladas en Mallorca
Otra imágenes de una de las ánforas halladas en Mallorca | Twitter

Estudio sin extraer las piezas

El descubrimiento se ha llevado a cabo gracias al trabajo que realizan en la zona desde el proyecto IASCM, la investigación arqueológica subaquática en las cuevas de Mallorca que está codirigido por el arqueólogo Manel Fumás en colaboración con la Asociación Nacional de Arqueología Subacuática (Sonars), la empresa Submarins y la Sociedad Arqueológica Balear (SAB).

Este proyecto estudia las nuevas piezas sin necesidad de extraerlas del yacimiento acuático, cosa que las mantendrá intactas en la zona. Los resultados finales podrían ser claves para entender los orígenes de los primeros pobladores de las Baleares, y para eso se están utilizando técnicas de geolocalización fotogrametría 3D.

Principales hipótesis

Según los expertos, la principal hipótesis del hallazgo es que esta fuente abasteciera de agua dulce a los barcos que hacían la ruta entre la península e Italia, con la caída accidental de algunas ánforas. Pero al ser 200 las que se han hallado, también se contempla la posibilidad de que la fuente fuera un santuario donde se arrojaban los recipientes como ofrenda a los dioses. Las investigaciones siguen su curso y en octubre se incorporarán a ella expertos de Estados Unidos.  


Comentarios

envía el comentario