INVITACIÓN OFICIAL:

Únete al nuevo grupo oficial de Facebook de Corazón y Famosos. Cotilleos, fotos, vídeos, encuestas... ¡PINCHA AQUÍ Y ÚNETE!

Guerra Civil Española: cómo empezó, preguntas y respuestas

Un resumen de las causas y todos los hechos que deberías conocer.
Imagen en blanco y negro de un soldado de la Guerra Civil Española
Los hechos de la Guerra Civil Española que tienes que saber | Archivo

La Guerra Civil Española (1936-1939) es uno de los hechos más importantes de la historia del siglo XX: fue la primera vez en la que se enfrentaron las ideologías totalitarias, el comunismo y el fascismo, y la antesala de la segunda guerra mundial. ¿Sabes cómo empezó la Guerra Civil Española, cómo se desarrolló y cuáles fueron sus consecuencias?

Te contamos todo lo que debes saber sobre uno de los hechos más importantes de nuestra historia: los hechos más relevantes de la guerra civil española con preguntas y respuestas.

Cómo empezó la Guerra Civil Española

La Guerra Civil Española empieza oficialmente con el alzamiento militar del 17 de julio de 1936 encabezado por elgeneral Francisco Franco. El objetivo de los militares sublevados era acabar con el régimen democrático de la segunda república para acabar con la hegemonía de la izquierda e imponer un nuevo régimen militar de corte conservador.

La Guerra Civil Española se enmarca en el auge de los totalitarismos y el debilitamiento de la democracia liberal a nivel mundial. En España, la izquierda se había visto arrastrada por las tendencias totalitarias del comunismo instalada en la Unión Soviética, mientras que la derecha se había ido concentrando en torno a la ideología fascista que triunfaba en Alemania e Italia.

El trasfondo en el que ambos se acaban enfrentando es la Segunda República, el régimen democrático que se había instalado en España en 1931 después de la dictadura de Primo de Rivera. La debilidad institucional había sido utilizada tanto por la derecha como por la izquierda para imponer su hegemonía, y además se sumaban otros problemas como la proclamación de la república catalana, la conflictividad laboral y las influencias extranjeras.

En torno a los partidos de izquierda se había hecho fuerte el Partido Comunista Español y el movimiento anarquista. En la derecha se habían creado pequeños partidos fascistas como la Falange Española y las JONS, y habían ido ganando influencia y apoyo popular.

En febrero de 1936 el frente popular, una suma de partidos de izquierda, ganó las elecciones. La derecha denunció que el frente popular había perdido el control de los grupos armados y utilizó el asesinato del líder de la derecha José Calvo Sotelo, el 13 de julio de 1936, para organizar un golpe de estado, poner fin a la república e imponer la dictadura. 

Hechos de la guerra civil que quizás no conozcas

El golpe del 18 de julio no consiguió implantarse en toda España, y empezó una guerra civil de tres años en las que los sublevados intentaron ir extendiendo su poder desde el sur y las fuerzas republicanas trataron de derrotar a los golpistas. Estos son los principales hechos de la guerra civil y las fechas más importantes.

1. La Batalla de Badajoz

En julio de 1936 el ejército nacional ha controlado la zona española de Marruecos, las islas canarias y baleares, Navarra, Galicia, Castilla y una parte de Andalucía. Con el objetivo de extender su poder, el ejército sublevado parte desde Sevilla hacia el norte para enlazar con las fuerzas del general Mola. Por el camino tiene lugar la Batalla de Badajoz, que acaba siendo ganado por los nacionales al mando del general Yagüe. 

2. Las Brigadas Internacionales

En diciembre de 1936 varios países favorables a la no intervención consiguen forzar una tregua e impedir el fin de los suministros por parte de Alemania, Italia y la Unión Soviética. Sin embargo, alemanes e italianos siguen enviando armas a los fascistas españoles. 

Como respuesta, más de cincuenta países que defendían la causa republicana enviaron partidas de voluntarios que se sumaron al Ejército republicano y pasaron a ser conocidos como Brigadas Internacionales. Fueron más de 59.000, de los cuales murieron unos 15.000.

3. La Batalla de Madrid

Una de las ciudades donde había fracasado el golpe es Madrid, que bajo control republicano se convierte en el gran objetivo militar de los sublevados. Después de acumular efectivos y armas, los nacionales empiezan los primeros ataques en noviembre de 1936, y la república evacúa el gobierno y las obras del Museo del Prado a Valencia mientras se dispone a iniciar lo que es conocido como la defensa de Madrid.

Ante la imposibilidad de tomar la ciudad, esta es víctima de un asedio continuado con bombardeos aéreos de población civil incluidos hasta el fin de la guerra. 

4. Bombardeo  de Gernika

El 26 de abril de 1937 tiene lugar uno de los hechos de la guerra civil que han pasado a la posteridad, el bombardeo de la ciudad vasca de Gernika por parte de la aviación alemana e italiana. La ciudad quedó arrasada y murieron miles de personas en medio de un horror que fue inmortalizado por el pintor Pablo Picasso en un famoso cuadro cubista. 

5. Fiesta Nacional del Caudillo

Uno de los momentos clave había sido la toma por parte de los sublevados del Alcázar de Toledo y la liberación de sus compañeros sitiados. Eso no solo imprime una victoria moral muy importante para los fascistas, sino que consolida a Franco como comandante supremo del bando nacional y le permite proclamarse jefe del Estado.

El 1 de octubre de 1937 se declara Fiesta Nacional del Caudillo para conmemorar el ascenso del general Franco a la jefatura del Estado.

6. La Batalla del Ebro

Ya avanzada la guerra y temiendo que los nacionales se acerquen a Barcelona, el mando militar de la república decide jugárselo todo en una ofensiva en el Ebro. El rápido avance de los republicanos sorprende a los fascistas en la Batalla del Ebro, que abren las compuertas de la presa y la subida del río consigue detenerles. 

Entonces, el ejército nacional consigue recuperarse y organizar una contraofensiva que termina el 16 de noviembre de 1938 con la derrota de los republicanos.

7. Propuestas de paz internacional

Además del decidido apoyo militar y logístico de algunos países como Alemania e Italia, a favor de los sublevados, y de la Unión Soviética, a favor de los republicanos, hubo otros países que mantuvieron la neutralidad y la no intervención: Reino Unido, Francia e Inglaterra.

Durante la contienda se produjeron algunos intentos de mediación sin éxito. En especial, a finales de 1938 se hizo un esfuerzo para proponer un plan de paz y lograr una tregua y el fin de la guerra, pero esta ya estaba muy avanzada y todas las propuestas fueron rechazadas por el bando sublevado, que estaba muy cerca de la victoria.

8. La toma de Barcelona

Tras la Batalla del Ebro, las fuerzas republicanas están agotadas y la única estrategia viable para alejar a las tropas franquistas de Barcelona es lanzar un ataque a la Sierra Morena el 5 de enero de 1939. Durante todo el mes de enero, el bando nacional avanza sin demasiados problemas hasta la toma de Barcelona el 26 de enero de 1939.

9. Último parte de guerra: 1 de abril de 1939

La toma de la ciudad de Barcelona fue el principio del fin. El 1 de febrero de 1939 se reúnen por última vez las cortes y el presidente de la república, Negrín, propone una paz que es de nuevo rechazada. 

El 6 de marzo de 1939, los dirigentes de la república se marchan al exilio, y el 1 de abril de 1939, Franco da el último parte de guerra: ‘En el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército Rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado’.

10. Las cifras: el balance final de la guerra

Unas 500.000 murieron en la Guerra Civil Española, 200.000 de los cuales consecuencia de la violencia directa (fusilamientos, torturas, etc.). Uno de los sectores más perjudicados fue el clero: sólo durante los primeros meses de la guerra se calcula que murieron 7.000 religiosos. También murieron y fueron violadas y torturadas decenas de miles de mujeres.

Durante la guerra, los nacionales ejecutaron unas 100.000 personas del bando republicano. Después de la guerra, la represión se cebó contra ellos: unos 500.000 acabaron en campos de concentración y otros 50.000 fueron ejecutados. Muchos fueron deportados a campos de exterminio alemanes, unos 7.000 de ellos en Mauthausen, donde acabaron muriendo.

Guerra Civil Española: preguntas y respuestas

Tres cuartos de siglo después del final de la guerra siguen abiertas muchas preguntas sobre quién la causó y qué consecuencias tuvo. Estas son algunas preguntas y respuestas de la Guerra Civil Española.

¿Quién causó la Guerra Civil Española?

Es un debate entre historiadores que viene de largo. Los historiadores de izquierdas creen que la situación en la primavera de 1936 no era tan caótica como decía la propaganda fascista, y que el golpe de estado contra la democracia fue injustificado. La causa de la guerra, según ellos, fue la negativa de la derecha a aceptar los resultados electorales de febrero.

Los historiadores de derechas, en cambio, creen que tras la victoria del frente popular en febrero de 1936 el gobierno perdió el control de los grupos armados que instalaron el caos e hicieron necesario un golpe de estado para restituir el orden. La causa de la guerra, según ellos, fue la degeneración del régimen democrático en un comunismo controlado desde Moscú.  

¿Quién ganó la Guerra Civil Española?

Tras la conquista de Barcelona, las autoridades republicanas y muchos combatientes empiezan a escapar hacia Francia, y el mando militar de los nacionales considera por finiquitada la guerra. Con la proclamación del fin de la contienda el 1 de abril de 1939 el bando popular pierde la guerra y gana el bando nacional, que impone el régimen dictatorial franquista.  

¿Quiénes fueron los líderes de la guerra?

El presidente de la república en el momento de estallar la guerra era Manuel Azaña, del partido Acción Republicana, mientras que el presidente del gobierno era Francisco Largo Caballero, del Partido Socialista. Otro de los nombres de la izquierda es el de Federica Montseny, ministra de Sanidad anarcosindicalista y primera mujer en ocupar un cargo ministerial en España.

En Catalunya destaca la figura de Lluís Companys, del partido Esquerra Republicana de Catalunya, que en 1934 había proclamado la república catalana y que durante la guerra civil comandó con puño de hierro la acción militar contra los sublevados. Fue detenido y ejecutado por el régimen franquista en 1940.

Por parte de la derecha, los líderes en el momento de estallar la guerra son José Calvo Sotelo y José María Gil Robles. También destaca el jefe de la Falange, José Antonio Primo de Rivera, que es fusilado por los propios franquistas en los primeros meses de la guerra. En cuanto a los sublevados, junto al general Franco destacan el general Mola, Millán Astray y Queipo de Llano

¿Qué consecuencias tuvo?

La derrota del frente popular y la victoria de los sublevados en 1939 tuvos dos consecuencias inmediatas. Por un lado, la represión y el exilio de decenas de miles de combatientes republicanos, incluidas autoridades civiles y militares. Por otro lado, la instauración de la dictadura franquista, que duró hasta la muerte del general Franco, en 1975, la celebración de las primeras elecciones democráticas en 1977 y la aprobación de la Constitución en 1978.

¿Por qué se perdió la guerra civil?

Una de las preguntas recurrentes es por qué el frente popular perdió la guerra civil y ganaron los sublevados. La respuesta se encuentra en la división que sufrían las izquierdas, en particular la lucha entre el sector comunista, controlado por Stalin y la Unión Soviética, y el sector anarquista. 

Sus diferencias eran por la hegemonía de la izquierda, pero también estratégicas: los comunistas priorizaban ganar la guerra mientras que para los anarquistas la prioridad era la revolución social. Durante la guerra muchos anarquistas fueron asesinados por el propio bando comunista que recibía órdenes de Moscú, y esta división favoreció al bando de los sublevados.



Comentarios

envía el comentario