Greta Thunberg, ahora en Suiza

La activista sueca llega a Suiza para participar en una nueva manifestación de jóvenes y promete que en el Foro de Davos hará un nuevo llamamiento a los líderes políticos

Greta Thunberg llegó a Suiza para participar a una manifestación de jóvenes este pasado viernes en Lausana y prometiendo que en el Foro de Davos hará un llamamiento a los líderes mundiales para que afronten con seriedad la crisis climática.

«Estamos en una nueva década pero de momento en ella no hemos visto signos de que se esté llevando a cabo una verdadera acción por el clima, y eso tiene que cambiar», destacó la activista de 17 años. La manifestación en Lausana conmemoró un año de huelgas estudiantiles por el clima en Suiza, inspiradas como en muchos otros países del mundo por la que Thunberg inició en solitario en el verano de 2018.

«Para mí es la semana número 74 de huelga, los jóvenes de todo el mundo hemos empezado estas huelgas cada viernes, y deberíamos haber hecho esto mucho tiempo atrás», proclamó la joven activista, acompañada de su famosa pancarta 'Skolstrejk för klimatet'.

 

Manifestación exitosa en Lausana

La manifestación se desarrolló durante dos horas por las principales calles de Lausana y fue una de las más importantes de la ciudad suiza a orillas del lago Lemán, que estos días acoge los Juegos Olímpicos Juveniles de Invierno. Los manifestantes, entre ellos muchos niños y adolescentes, corearon lemas como “pas nature, pas future” (“sin naturaleza no hay futuro”) o “políticos, estáis acabados, los jóvenes han salido a la calle”.

En el inicio de la manifestación, la policía sacó a la fuerza de la marcha a un grupo de antifascistas encapuchados cuya presencia fue rechazada por el resto de manifestantes, pero en general la manifestación se realizó con éxito. La presencia de Thunberg, también generó tumultos, debido a que cientos de manifestantes, curiosos y periodistas intentaron fotografiarla, llegando a interrumpir en ocasiones la marcha.

La protesta se produce en la misma semana en la que, la justicia suiza, dictó una sentencia absolutoria contra 12 activistas climáticos que entraron en una sucursal de 'Credit Suisse' en Lausana disfrazados de tenistas para pedir a Roger Federer que cortara sus lazos comerciales con la entidad mostrando una pancarta en la que volvieron a pedir al deportista más célebre del país que se involucre más en la lucha contra la emergencia climática.