Graban por primera vez a una tarántula zampándose una zarigüeya

La selva tropical del Perú ha sido el escenario de estas inéditas imágenes. Nunca antes se había visto a una araña comiéndose un animal de estas dimensiones
Imagen de la tarántula comiéndose una zarigüeya | National Geographic

 

La naturaleza nunca deja de sorprendernos y ahora nos llegas unas imágenes impresionantes desde la selva tropical de Perú. Un equipo de investigadores de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) ha conseguido grabar por primera vez a una tarántula comiéndose una zarigüeya. Nunca antes se había visto a una araña zampándose un animal vertebrado de este gran tamaño.

En este sentido, hasta el momento se habían documentado imágenes de arañas comiéndose pequeños vertebrados como, por ejemplo, ranas, lagartos o serpientes, pero nunca antes una zarigüeya. Al menos esto no estaba documentado anteriormente a nivel científico. Por esta razón, se cree que este hallazgo ayudará a entender mejor el comportamiento de los arácnidos.

 

 

La selva peruana, muy frecuentada por numerosas arañas

Un grupo de científicos de esta universidad norteamericana estaba llevando a cabo una investigación en las selvas tropicales de Perú, zona donde abundan mucho este tipo de arañas gigantes, cuando captaron por sorpresa esta increíble escena.

Las imágenes han sido publicadas en un artículo titulado Ecological interaction between arthropods and small vertebrates in a lowland Amazon rainforest. Uno de sus impulsores, el biólogo evolutivo Daniel Rabosky, afirma que, hasta ahora, la comunidad científica ha valorado poco la depredación de vertebrados por parte de tarántulas, razón por la cual cree que este hallazgo macará un antes y un después.

En este sentido, y según explican los científicos en un artículo publicado en la revista Amphibian & Reptile Conservation, la tarántula era tan grande que era equivalente al tamaño de un plato de comida, lo que explica el hecho de que tenga capacidad para tragar pequeños vertebrados relativamente grandes. Estas imágenes marcarán, sin duda, un antes y un después entre los expertos a la hora de estudiar el comportamiento de estas arañas y sus posibles presas en el mundo animal.