El funeral de más de 1 millón de euros. Así dijo adiós el ganador de Euromillones

El británico no escatimó en gastos para su último adiós

Colin Weir, ganador del Euromillones, junto a su esposa
El opulento funeral de Colin Weir, ganador del Euromillones | EFE

Era el año 2012 cuando Colin Weir, un ciudadano británico originario de North Ayrshire y 72 años, ganó el sorteo del Euromillones. 193 millones de euros lo convirtieron, de un plumazo, en uno de los hombres más ricos de todo el país. Por desgracia, el premio llegó en una etapa tardía de su vida y solo pudo disfrutar del dinero ocho años, ya que en el año 2019 moría de un fallo renal.

En su condado natal la gente le recuerda con cariño, y es que Weir decidió compartir el premio con sus vecinos y allegados. Además, compró el club de fútbol local para pagar todas las deudas que tenía pendientes y participó en varios proyectos y obras sociales. Por su parte, Weir dejó su trabajo como cámara de televisión y vivió el resto de sus días en paz.

Antes de fallecer, y tal como relata el ‘Daily Record’, el millonario preparó su último adiós: «Colin quería asegurarse antes de morir de ofrecer a sus amigos una gran fiesta para recordarlo. Por ello reservó uno de los salones más grandes en el hotel Trump Turnberry y dio a sus invitados la mayor fiesta que conocieron en su vida. Fue increíble», recuerda uno de los invitados al funeral.

La despedida de Colin Weir costó más de un millón y medio de euros, y es que el británico no escatimó en detalles. Los invitados pudieron degustar botellas de champán de más de trescientos euros e incontables platos de marisco. La prueba de que, con dinero, cualquiera puede dejar un recuerdo imborrable.


Comentarios

envía el comentario