¡Terrible! Cruzcampo llora la muerte de uno de sus pilares

El heredero directo del fundador de la Cruzcampo padecía una enfermedad neurológica

Enrique Osborne Isasi, uno de los accionistas más importantes de Cruzcampo ha fallecido, a los 80 años, de manera sigilosa. El nieto de Roberto Osborne, ha fallecido el pasado jueves, 9 de enero, en Sevilla tras varios meses luchando contra una enfermedad neurológica.

Sin duda, su muerte ha causado una gran conmoción entre aquellos que lo conocían, ya que era muy querido por realizar diversas contribuciones sociales y por estar vinculado a diversas instituciones como Proyecto Hombre.

Digno heredero de Cruzcampo

Sin duda, la familia Osborne es muy conocida en Sevilla por crear una cerveza «especialmente elaborada para el clima del sur». Hoy por hoy, la marca Cruzcampo permanece en la mente de todos los andaluces.

Sin duda, Enrique Osborne ha sabido representar a la marca en su totalidad. Clásico y querido por todos, el empresario era presentado por José Luis Ortiz Nuevo, concejal de Fiestas Mayores por aquellos años, como un «sevillano y cofrade, son los títulos que ostenta con orgullo, los que enseguida le valdrán para acercarse a las raíces con misterio y desvelaros sus señas ocultas».

Pese a su carisma, Osborne también tenía un fuerte carácter llegando incluso a denunciar al Ayuntamiento de Sevilla por la retirada de la calle que tenía su tío José María Osborne bajo la excusa de que era «un militar fascista».

El fallecido intentó limpiar el nombre de su tío asegurando que «lo que lo mandaron a la contienda aunque no era militar. Allí le enseñaron a pilotar aviones más grandes y lo derribaron en el año 38”. Pese a su juventud, “cuando murió mi abuelo, lo nombraron a él presidente de la Cruzcampo, aunque no pudo ejercer como tal».