Imagen de un hombre durante la cuarentena de Covid-19 en los Estados Unidos

Los expertos lanzan una advertencia por la actual ola del covid en España

Los contagios llevan varias jornadas subiendo y cada vez se registran más casos

Ya no se habla tanto de ello pero sigue estando. El coronavirus parece haber pasado a un segundo o tercer plano en las actuales preocupaciones de los españoles, sin embargo, sigue alarmando a los expertos.

Especialmente ahora, y es que parece que nos encontramos ya ante la séptima ola del covid en nuestro país, que está siendo considerada como una ola silenciosa.

La gran mayoría de casos no son graves y ya no hay medidas restrictivas, por lo que la situación está pasando bastante desapercibida. Parece que la pandemia ha terminado, pero no es así.

El virus sigue contagiando y en este inicio de verano está circulando más de lo que lo estaba haciendo hasta ahora. La propagación del mismo ha aumentado y los expertos ya se están comenzando a preocupar.

Imagen de una vacuna, un test de antígenos y mascarillas.
El covid sigue presente en nuestras vidas pese a que no preocupe tanto como antes | Canva

Eso sí, lo cierto es que la situación ahora mismo no es especialmente grave. El verano y las buenas temperaturas hacen que la mayoría de encuentros sean en exteriores y que, si son en interiores, estos estén, generalmente, ventilados. 

En este sentido, la situación no es ahora tan preocupante como podría serlo en pleno invierno. Aun así, el covid sigue dejando huella y los contagios no dejan de subir.

Lo malo es que no se está registrando, y por eso no se habla de ello. En estos momentos Sanidad y las comunidades solo están contando los casos de covid de personas mayores de 60 años.

Varias personas haciendo un viaje en metro con mascarillas puestas
Las mascarillas siguen siendo obligatorias en transporte público y centros médicos y sanitarios | Pixabay

Además, ya no se realizan test en los hospitales a no ser que se trate de casos graves o personas de riesgo. Es decir, que muchas de estas personas se enteran de su positivo a través de test de farmacias. Esto implica que la notificación del contagio no llega a Sanidad.

Pese a todo esto, la incidencia acumulada a 14 días es ya de más de 800 casos por cada 100 000 habitantes, una cifra bastante elevada.

Los expertos advierten: las nuevas variantes escapan a los anticuerpos

Pero, ¿qué es lo que está sucediendo para que se produzca está subida de casos? Principalmente esto tiene que ver con la aparición de dos subvariantes de Ómicron, la BA.4 y la BA.5.

En los últimos días se ha hablado ya mucho de ellas. Se trata de dos nuevos sublinajes que aparecieron en África a principios de año y que se han ido expandiendo por el mundo. La mayoría de países tiene ya infectados con ellas y cada vez provocan más y más contagios.

El caso es que se trata de dos subvariantes con un alto nivel de transmisión, más todavía que la Ómicron original. Estas nuevas versiones de la variante anterior se contagian muy fácilmente y muy rápido, por lo que es difícil escaparse del virus en caso de estar cerca de un positivo.

No solo esto, sino que los expertos en la materia explican también que la BA.4 y la BA.5 no se ven demasiado afectadas por los anticuerpos. Es decir, se trata de dos subvariantes que se escapan con facilidad de la inmunidad ya creada en el cuerpo por las vacunas o por una infección anterior.

Montaje de fotos de una mujer tumbada en la cama y un virus
Las nuevas subvariantes no presentan síntomas más graves que Ómicron | La Noticia Digital

Eso hace que la reinfección sea más fácil que con otras variantes anteriores. Además, esto también haría que los contagiados tengan más probabilidad de presentar síntomas.

Por suerte, hay una buena noticia. No provocan síntomas más graves que Ómicron y la vacuna es lo suficientemente efectiva como para seguir evitando casos muy graves y muertes.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Actualidad

En la mayoría de casos lo que están padeciendo los infectados son dolores de cabeza, de garganta y musculares, cansancio, congestión nasal, mocos, tos y fiebre. Se sabe también que en algunos casos más específicos se habrían llegado a producir síncopes o desmayos provocados por el virus.

Eso sí, los médicos dejan claro que, como en todas las olas anteriores, esta subida de contagios sigue suponiendo un peligro para la población más mayor y los grupos vulnerables y de riesgo. Siguen siendo los casos que pueden derivar en sintomatología grave y susceptible de UCI.

Es por ello por lo que hay que tener de nuevo mucho cuidado con las personas más vulnerables y seguir adoptando las medidas necesarias para garantizar su seguridad.