Nuevo caso de estafa con un falso correo electrónico de la Agencia Tributaria

Hay varias maneras de comprobar si el correo que recibimos es fraudulento
Falso correo de la Agencia Tributaria | Oficina de Seguridad del Internauta

 

En la era digital y de las redes sociales hay que tener especial cuidado con las comunicaciones que recibimos, ya que proliferan las estafas y las usurpaciones de identidad. Desde la agencia de consumidores FACUA alertan de un correo electrónico supuestamente enviado por la Agencia Tributaria con el que debemos tener especial cuidado.

 

Se trata, en realidad, de un caso de phising. Este método de estafa electrónica consiste en el envío de comunicaciones fraudulentas (normalmente los estafadores se hacen pasar por grandes empresas y organismos oficiales) con el objetivo de conseguir nuestros datos bancarios y sustraernos la máxima cantidad de dinero. Aunque muchos ya han picado, hay maneras de comprobar si estamos siendo víctimas de una estada.

La nueva estafa de la falsa Agencia Tributaria

El falso correo de la Agencia Tributaria empieza de la siguiente manera: «Estimado contribuyente: Mandamos este e-mail para dar a conocer lo siguiente: Después del último cálculo sobre las actividades fiscales, hemos decidido que le corresponde un reembolso del impuesto en valor de 948,12€».

 

 

Posteriormente, se nos pide que introduzcamos nuestros datos bancarios en un formulario: «Para recibir dicho reembolso, completar y mandar el formulario del impuesto a devolver. Pulsar aquí para acceder al contrareembolso». No obstante, en ningún caso debemos ofrecer nuestros datos (personales ni bancarios)  en un correo electrónico.

¿Cómo detectar la estafa?

Desde la misma Agencia Tributaria -la auténtica- advierten de que nunca solicitarían información confidencial a través de un correo, ni cobraría importe alguno por los servicios prestados. Cualquier gestión puede ser realizada a través de la web de la Agencia Tributaria.

 

Por otra parte, hay varios mecanismos que nos permiten identificar si el correo que recibimos es fraudulento. 

  • En primer lugar, debemos comprobar que los enlaces que contiene la comunicación sean oficiales y tengan un protocolo seguro https en la barra de dirección. 
  • Por otra parte, los organismos oficiales siempre se dirigirán a usted por el nombre o el DNI.

  • En tercer lugar, y en casos de sospechas, siempre debemos dirigirnos a las cuentas oficiales en redes sociales para saber si hay alguna alerta de estafas.

  • Podemos comprobar la dirección correo electrónico del remitente, especialmente la parte que va después de la arroba. Si detectamos algo extraño en la dirección, contactamos con los organismos oficiales a través de otros canales.

🔴 Los entresijos y las peleas de SÁLVAME en DIRECTO ¡Pincha aquí!

Comentarios