España, entre otros países, sigue sin entregar su plan climático a la CE

España aún no ha entregado a la Comisión Europea (CE) su Plan Nacional de Energía y Clima con los objetivos europeos de transición energética entre 2021 y 2030

La Comisión Europea sigue en contacto con los siete países que aún no han entregado su plan (Alemania, Bulgaria, Irlanda, Eslovenia, España, Francia, Luxemburgo y Rumanía), entre ellos España, y esta semana se ha enviado una carta a nivel ministerial para recordarles que tienen que enviarlos pronto.

Los Estados miembros ya entregaron el año pasado un borrador del Plan Nacional de Energía y Clima de cada país, y la Comisión Europea señaló entonces que España, Dinamarca, Estonia, Lituania y Portugal, habían presentado contribuciones significativamente más altas que el resto. Los países debían incorporar después las recomendaciones de Bruselas en esos borradores y presentar una versión definitiva a la Comisión.

Los planes de los países que han enviado el documento a Bruselas este año, ya se han hecho públicos, pero aún habrá que esperar varios meses para conocer la evaluación de cada uno que haga la Comisión Europea (CE). La evaluación comunitaria estará lista hacia mitad de año, según anuncio la CE.

 

España enviará el documento antes de abril

Fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, indicaron a EFE que España ya ha enviado a la CE su borrador actualizado, pero precisaron que el documento final está siendo sometido a una evaluación medioambiental estratégica, de carácter obligatorio en España.

El documento estará disponible en la página web del Ministerio el próximo 25 de marzo y a continuación, el documento debe de someterse «a información pública para que la gente pueda presentar alegaciones respecto al impacto ambiental que tendrá el plan».

Transcurridos unos días para que esas alegaciones puedan ser tenidas en cuenta, se enviará el documento definitivo a Bruselas, probablemente en abril. La Unión Europea se ha fijado la meta conjunta de alcanzar en 2030 un 32 % de consumo en renovables, mejorar un 32,5 % la eficiencia energética y alcanzar un 15 % de interconexiones energéticas.