ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La donovanosis, la nueva y peligrosa enfermedad de trasmisión sexual

Esta afección provoca úlceras en la zona genital, puesto que va desgastando el tejido carnoso
Imagen de archivo de una pareja. | EspañaDiario.es

 

Una enfermedad típica de áreas tropicales como India y Guinea llamada donovanosis o granuloma inguinal ha llegado a Europa y a Estados Unidos.

Aunque no era desconocida en estos territorios, era considerada una afección muy poco frecuente. Esta enfermedad está causada por la bacteria ‘Klebsiella granulomatis’ y provoca úlceras en la zona genital que se van comiendo el tejido carnoso.

Cabe señalar que la donovanosis se contagia al mantener relaciones sexuales, sobre todo por la zona vagina y anal, aunque por vía oral es menos frecuente el contagio, aunque no imposible.

Por primera vez, esta enfermedad de transmisión sexual se ha dejado ver en el Reino Unido, tal como confirma el medio británico ‘The Independent’.

A pesar de que existe un porcentaje mayor de hombres que se contagian de esta enfermedad, ha sido una mujer de entre 25 y 35 años de edad —sus datos son completamente confidenciales para salvaguardar su identidad— la que ha hecho saltar todas las alarmas en el país anglosajón.

Tal como ha explicado el farmacéutico inglés Shamil Patel en ‘Liverpool Echo’, al ser el primer caso en el Reino Unido, es muy importante conocer esta enfermedad para que no haya errores a la hora de saber su tratamiento, puesto que actuar lo más rápido posible es vital cuando se trata de esta enfermedad de transmisión sexual.

 

Los síntomas de la donovanosis

Cabe señalar que los síntomas de esta afección pueden aparecer de una a doce semanas después de que la persona se haya contagiado.

Eso sí, el principal síntoma son las úlceras que provoca en la zona anal o vaginal, depende de que parte se haya contagiado de donovanosis.

También pueden aparecer protuberancias carnosas rojizas en los genitales y la zona perianal. Otro detalle es que suelen ser indoloras, pero sangran muy fácilmente si las tocas o las rozas sin querer.

La bacteria en cuestión se va diseminando lentamente y va desgastando el tejido genital.

 

La enfermedad tiene que ser tratada de forma inmediata

Según apuntan los expertos, cuando la enfermedad está muy desarrollada, el daño que provoca esta afección puede ser irreversible.

Por eso mismo, se pide empezar con el tratamiento lo antes posible para reducir de esta forma las posibilidades de destrucción del tejido y mejorará las posibilidades de cicatrización.

Las pruebas que se llevan a cabo para diagnosticar esta enfermedad son un cultivo de una muestra del tejido y una biopsia o raspado de la zona lesionada. Una vez haya sido diagnosticada, el médico te pondrá un tratamiento que, casi siempre, suele ser a base de antibióticos.

 

Los preservativos, la única forma de tener relaciones sexuales seguras

Cabe recordar que solo existe una forma realmente eficaz de evitar todas las enfermedades de transmisión sexual, y es sin duda alguna, utilizando protección.

Por esta razón, utilizar preservativos durante tus relaciones sexuales, hacerte pruebas de forma regular y mantenerte informado, son las tres claves para estar a salvo de estas y otras enfermedades mucho más comunes como por ejemplo el herpes o la gonorrea, entre muchos más.