La DGT acepta las nuevas tecnologías de los coches en el examen de conducir

El examinador podrá pedir que se desconecten estos sistemas de ayuda para comprobar que el alumno sabe hacerlo sin ellos
Podrán utilizarse vehículos equipados con las nuevas tecnologías en conducción | Pixabay

 

A partir del 15 de septiembre entran en vigor unas novedades en el examen de conducir. La Dirección General de Tráfico (DGT) ha tenido en cuenta el avance de la tecnología en referencia al automovilismo y ha aceptado que puedan utilizarse vehículos con asistentes de conducción y otros sistemas de ayuda, siempre que también se aprenda a conducir sin ellos.

Novedades en el examen de conducir

Así lo ha anunciado José Miguel Báez, presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas, en ‘La Tarde’ de COPE: «Lo que se va a hacer es que se va a permitir que los vehículos de autoescuela tengan las nuevas tecnologías instaladas». Es decir, se podrán utilizar las ayudas como la cámara delantera y trasera, el pitido al acercarse al coche de atrás, entre todas las que puedan incluir los vehículos hoy en día.

Este tipo de sistemas tecnológicos los incluyen incluso los vehículos más básicos: «Las autoescuelas hemos pedido, debido a la falta de mercado de coches sin ayuda, que se nos permitiera matricular coches y ponerle doble mando y darles de alta en tráfico, y enseñar con ellos con las ayudas». La DGT ha tenido que «reconocer que eso existe y permitir que los alumnos lo utilicen en los exámenes».

Sin embargo, cabe destacar que los examinadores podrán pedir que estos sistemas de ayuda sean desconectados para comprobar que los alumnos también saben conducir sin ellos. Además, también debe tenerse en cuenta que también se establecen unos plazos mínimos para poder presentarse al examen práctico más de una vez y que, por cada no apto, se deberán realizar cinco clases de conducir antes de poder presentarse nuevamente.

Comentarios