Los 5 descuidos en el mantenimiento del coche que pueden salir muy caros

Los españoles se gastan una media de 228 euros anuales en las revisiones recomendadas por el fabricante
Cinco descuidos en el mantenimiento del coche que pueden salir muy caros | Cedida

 

Los vehículos deben pasar una serie de revisiones recomendadas por el fabricante y, al año, los españoles se gastan una media de 228 euros en ellas. Además, según un estudio de GIPA cuyos resultados han señalado desde ’20 minutos’, cada propietario de un coche acude al mecánico  1,68 veces de media al año: el 38% de los usuarios va una vez al taller y el 49% entre dos y tres veces, mientras que solo un 12% no va nunca. Cabe destacar que estas visitas se incrementan según la edad del vehículo o si no se realiza un correcto mantenimiento, algo que puede terminar costando muy caro.

5 descuidos en el mantenimiento que pueden salir caros

Correa de distribución

El mantenimiento del a correa de distribución suele ser caro, pero es importante revisarla y cambiarla según las recomendaciones de su fabricante, ya que, si se rompe, puede llegar a romper el motor, en cuyo caso en lugar de repararlo a veces sale más barato cambiar directamente de coche.

Falta de líquido refrigerante

No es demasiado caro comprar líquido refrigerante, por lo que es recomendable revisar periódicamente los niveles de este depósito, ya que, si se vacía, el motor se sobrecalienta, por lo que se producen otras averías graves. Como por ejemplo la rotura de la culata, una muy común.

Falta de aceite de motor

De la misma forma es imprescindible comprobar los niveles del depósito del aceite de motor, además, el propio vehículo tiene un testigo que avisa cuando hace falta revisarlo, ya que, en caso de quedarse sin aceite, las piezas pierden lubricación y, al moverse a alta velocidad, aumentan de temperatura hasta tal punto que pueden llegar a fundirse entre ellas, por lo que se estropearía el motor, algo muy caro de arreglar.

Error en el combustible

Un error común es equivocarse con las mangueras de combustible en las gasolineras, algo que provocaría un gran problema, por lo que es importante estar atento al tipo de combustible que necesita cada vehículo. En caso de haberse equivocado, no hay que encender el coche y es mejor llamar a una grúa para ir hasta un taller y que un mecánico lo extraiga todo y limpie los conductos.

Agua en el depósito de combustible

Otro error común es no cerrar correctamente la tapa del depósito de combustible o que esta esté estropeada, por lo que, en cualquier caso, puede entrar agua en el interior y que esta lo oxide o también provocar otros graves problemas como que se dañen el filtro, el sistema de alimentación del motor o los inyectores, o que se rompa la bomba inyectora o la culata, entre otros.

Por todo ello y otros problemas menores que van surgiendo tras el día a día es importante realizar un correcto mantenimiento de los vehículos. De esta forma se evitaran sustos mayores y que el gasto en el coche al final del año sea menor.