Descubren en un depósito de cadáveres de Pakistán que una mujer no estaba muerta

Podría tratarse de un caso de catalepsia, ya que la mujer no presentaba constantes vitales

Tremendo susto el que se han llevado los trabajadores de un depósito de cadáveres en Karachi (Pakistán). Una de las mujeres que estaban limpiando y preparando para el funeral empezó a moverse de forma repentina. Se trataba de Rasheeda Bibi, una mujer de 50 años a la que habían dado por muerta en el hospital pero que comenzó a mostrar señales de vida.

Según explicó la hija de Rasheeda a ‘The Express Tribune’, el cuerpo de su madre había llegado al depósito de cadáveres hacía 20 minutos y lo habían empezado a preparar para el funeral. Fue entonces cuando una de las mujeres que trabajaba en el lugar se dio cuenta de que las extremidades se movían. Entonces le tomaron el pulso y comprobaron que aún respiraba.

Los investigadores no descartan que Bibi padeciera catalepsia, un trastorno del sistema nervioso que provoca que las funciones vitales cardíacas, respiratorias y neurológicas bajen al mínimo, lo que puede confundirse con la muerte. Rasheeda fue ingresada en el hospital, donde sigue recibiendo tratamiento.