INVITACIÓN OFICIAL:

Únete al nuevo grupo oficial de Facebook de Corazón y Famosos. Cotilleos, fotos, vídeos, encuestas... ¡PINCHA AQUÍ Y ÚNETE!

Un grupo de científicos españoles crea biocombustible a partir de restos de alimentos

Extrayendo los ácidos grasos de los restos de comida, pueden convertir los restos en un tipo de biocombustible

Un grupo de científicos de la Universidad de Córdoba ha logrado crear un biocombustible a base de los restos de comida de restaurantes. Los investigadores han llegado a la conclusión de que, extrayendo los ácidos grasos de los restos de comida, pueden convertir los restos en un tipo de biodiésel con menor coste energético y más sostenible que muchos que se comercializan en la actualidad.

Para llegar al producto final, convierten los ácidos oléicos, palmíticos y linoléicos mediante un proceso llamado transesterificación. Es en ese proceso donde los científicos han utilizado una tecnología innovadora: el ultrasonido, con el que se consume menos cantidad de catalizador y se reduce el consumo de energía.

Para que este nuevo biodiésel pueda salir a la venta, se necesitará ajustar la estabilidad a la oxidación, el rendimiento y el contenido de triglicéridos, aunque en el estado actual el producto final ya se ajusta a la normativa europea. Pilar Dorado, investigadora de la universidad de Córdoba, asegura a la ‘Agencia SINC’ que «el biodiésel que se logra podría usarse en motores comerciales».

Vías alternativas para el combustible

Este proceso de transformación podría suponer un mayor aprovechamiento de los recursos naturales. En este sentido, y según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), desperdiciamos un tercio de los alimentos que se destinan al consumo, lo que se traduce en 1.300 toneladas al año.

El uso de biocombustibles ha avanzado mucho en los últimos años en lo que se refiere a sostenibilidad. No obstante, el 95% de las materias primas destinadas al biodiésel provienen de cultivos como la palma, la soja y el aceite de palma, exclusivos para la producción de combustible. En este sentido, sigue siendo necesario buscar una vía alternativa para la obtención de estos aceites, como lo ha hecho este equipo de investigadores españoles.



Comentarios

envía el comentario