La única buena noticia del coronavirus: sorpresa por sus grandes beneficios contra el cambio climático

La crisis del virus ha llevado a reducir drásticamente la actividad en China, llevando a emitir alrededor de un 25% menos de CO2 respecto el 2019

Imagen de unas personas con mascarillas en China
La crisis del virus ha llevado a reducir drásticamente la actividad en China | Agencias

La interrupción del coronavirus de Wuhan (Covid-19) en la actividad comercial, industrial y social de China, ha llevado al país a emitir alrededor de un 25% menos de CO2 a la atmósfera, según Carbon Brief, una cantidad del orden de unos 100 millones de toneladas de CO2.

Ante todo, el experto en calidad del aire y energía Lauri Myllyvirta, advierte de que este recorte de las emisiones de China será con toda probabilidad solo un efecto temporal, hasta que el país recupere su actividad habitual.

Según el informe, la reducción de las emisiones de efecto invernadero registró un primer punto álgido en China durante los días previos a las vacaciones de Año Nuevo Lunar, el 25 de enero, y se prolongó hasta el 10 de febrero.

Sin embargo, desde entonces, la prolongación de este parón en la actividad a causa de las drásticas medidas de contención y a las restricciones a la circulación para frenar la epidemia del coronavirus, ha llevado a una reducción continuada de entre el 15% y el 40% de la producción en los principales sectores industriales y en el consumo de energía mientras que, en las centrales térmicas, el consumo promedio de carbón ha caído a su nivel más bajo de los últimos cuatro años.

Lo mismo sucede con la producción de acero (el más bajo de los últimos cinco años) y de combustibles. En el último mes, además, el número de vuelos nacionales se ha reducido drásticamente (entre un 70 y un 90%, según la región y el tipo de vuelo) por las restricciones de movimiento impuestas por el gobierno.

Menos NO2 también

Como resultado los niveles de contaminación atmosférica de dióxido de nitrógeno (NO2) en China han bajado un 36% con respecto al mismo período del año pasado. La concentración de NO2 en la atmósfera tiene serias implicaciones sobre la salud de los ciudadanos, especialmente entre aquellos más vulnerables, niños, ancianos y enfermos crónicos del sistema respiratorio.

En este mismo periodo y en comparación con las mismas fechas del año pasado, 2019, las emisiones de CO2 se han reducido un 25%. El CO2, aunque no es tóxico, es considerado uno de los principales causantes del calentamiento global. Esta reducción de 100 millones de toneladas equivale al 6% de las emisiones globales para el mismo período de tiempo.

A pesar del impacto en el corto plazo, «esta reducción en el consumo de energía y en las emisiones en un 25% durante dos semanas solo reduciría las cifras anuales en alrededor de un 1%» según el informe de Carbon Brief. Además, muy probablemente esta reducción «se compensará a corto plazo con medidas gubernamentales para el estímulo de la economía, tal y como sucedió después de la crisis financiera mundial y de la recesión económica interna de 2015».


Comentarios

envía el comentario