¡Factura billonaria! Este es el coste de la contaminación

La polución por el uso de combustibles fósiles genera pérdidas económicas globales de 2,9 billones de dólares y 4,5 millones de muertes prematuras al año
Imagen de un coche emitiendo contaminación
La contaminación sale muy cara para la salud y la economía | Archivo

 

La contaminación es una lacra a nivel mundial y los últimos datos son alarmantes. En concreto, la polución por el uso de combustibles fósiles genera pérdidas de 2,9 billones de dólares a escala global (2,6 billones de euros), mientras que también hay 4,5 millones de muertes prematuras al año en todo el mundo.

Analizando los datos más a fondo, estamos hablando de un coste de 8.000 millones de dólares cada día del año por la contaminación y equivale al 3,3% del PIB mundial, según apunta el informe ‘Aire Tóxico: El precio de los combustibles fósiles’, que elabora Greenpeace y el Centro para la Investigación sobre Energía y Aire Limpio (CREA).

 

 

 

Estudio único hasta ahora

Este estudio representa la primera vez que se analiza el impacto económico directo concreto de la contaminación por combustibles fósiles a nivel global teniendo en cuenta las muertes prematuras anuales por este problema, ya que las víctimas dejan de contribuir a la economía e implican unos gastos médicos.

«Los combustibles fósiles no son solo el principal detonante del cambio climático, son también perjudiciales para nuestra salud y economía», indicó hoy en la presentación del informe en Manila el representante de la división de Greenpeace en el Sudeste Asiático, Khevin Yu.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya cifró en 7 millones las personas que mueren por contaminación al año, pero el informe se centra en los decesos prematuros provocados directamente por los combustibles fósiles, unos 12.000 al día. Greenpeace también asegura que 40.000 niños menores de 5 años mueren cada año por este problema.

 

Posibles soluciones al alcance

«Mientras las compañías de carbón y petróleo y la industria del automóvil impulsan tecnologías obsoletas, nuestra salud y nuestras comunidades están pagando el precio», advierte el informe, que resalta que, aunque la contaminación tóxica del aire es una «amenaza global», las soluciones son «asequibles y disponibles».

La sustitución de combustibles fósiles por energías limpias podría reducir en dos tercios el número de muertes prematuras relacionadas con la contaminación, apunta Greenpeace. La implantación de ciudades más ecológicas -con transporte público poco contaminante, carriles-bici y zonas verdes para pasear- derivará en beneficios para la salud, no solo al disminuir esas dolencias respiratorias, sino también diabetes, obesidad o enfermedades cardiovasculares.

La investigación muestra que el cierre de centrales eléctricas de carbón puede producir beneficios para la salud, con un descenso de los gastos médicos asociados, que exceden el valor de la electricidad que generan.

 



Comentarios

envía el comentario