Montaje con foto de Cesleste Coles

Celeste ha ganado millones en la lotería y ha cumplido su sueño en España

Celeste, una profesora jubilada de Birmingham, destinará parte de su fortuna a comprar una segunda residencia en España

¿Qué harías si te tocara el Euromillones y de la noche a la mañana te dieras cuenta de que eres rico? Esto es lo que muchos hemos pensado alguna vez, y hace poco le ha tocado a Celeste Coles. Esta profesora jubilada de Birmingham ha visto su sueño cumplido gracias al Euromillones.

La afortunada ganó más de 4 millones de euros en el sorteo del Euromillones del pasado 12 de julio. Como muchos otros ganadores, el shock inicial dejó paso a las dudas sobre cómo invertir el dinero. Los expertos aseguran que este puede ser un momento de gran confusión y estrés para los afortunados.

Sin embargo, parece que Celeste lo tenía claro desde un principio y sus deseos tenían como destino España. Con semejante cantidad en su cuenta corriente, esta jubilada podrá cumplir uno de sus grandes sueños. La afortunada lo ha contado todo con detalle al diario local Birmingham Mail.

Casi se lleva el bote del Euromillones

Celeste Coles, jugadora habitual del Euromillones, se llevó una buena sorpresa al enterarse de que había ganado el Euromillones. Había comprado el boleto ese mismo día 12 de julio, y lo comprobó por la noche. “No me acordaba y estaba a punto de irme a la cama cuando me acordé de revisarlo”, explicó.

Foto de Celeste con sus dos hijas
Celeste comparte la alegría con sus dos hijas | Cedida

“Pensé que sería un proceso rápido”, añadió, “pero cuando marqué los números me llevé la sorpresa”. Celeste había acertado los cinco números principales y una estrella, o sea que por poco no se lleva el bote completo. Aun así se llevó unos cuantos millones, y no dudó en celebrarlo a lo grande.

Celeste es una mujer jubilada de 69 años que había trabajado durante muchos años como profesora. Al ver que había ganado tuvo que sentarse, beber un vaso de agua y asimilar la nueva realidad. Después llamó a sus dos hijas, Nicola y Rachel, para anunciarles que su madre era millonaria.

No se lo podía creer

Celeste aún no podía creer lo que estaba pasando, así que le pidió a su hija menor que comprobase el boleto por ella. “Al leer el resultado se pensó que era una estafa”, confiesa la mujer. También explica que esa noche no pudo dormir y que llamó lo antes posible a la administración para confirmarlo.

Poco a poco fue asumiendo que era millonaria, y empezó a pensar en que se gastaría el dinero. “Lo más importante es saber que ahora tengo seguridad financiera y que mis hijas tendrán una vida más cómoda”. Lo primero que le vino a la cabeza fue el viaje a Barbados que tenía planeado.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Actualidad

Celeste había planeado un gran viaje a Barbados, en el Caribe, de donde es originalmente su familia. Así que apenas recibir el dinero en su cuenta viajó hasta la isla para ver a sus familiares. Además, planea utilizar la fortuna que ha ganado para ayudar a sus familiares de Barbados y cuidar de ellos.

Segunda residencia en España

A Celeste le gusta mucho viajar, y además de Barbados ha planeado un futuro viaje por varios países de Latinoamérica. En su periplo no puede faltar Río de Janeiro, Chile, Brasil, Argentina, sus lugares favoritos. “También me gustaría hacer un viaje en tren a través de las Montañas Rocosas”, afirmó.

Mano rellenando el Euromillones
El Euromillones ofrece suculentos premios para los ganadores | iStock

Otro de sus grandes sueños era tener una casa en España para veranear. Aunque siempre pensaba que sería imposible, tras ganar el Euromillones podrá cumplir por fin su gran sueño. De momento aún no tiene claro el lugar donde quiere instalar su residencia en España, pero piensa hacerlo pronto.

Los expertos recomiendan a los ganadores de grandes fortunas contratar los servicios de un asesor financiero profesional. Aunque se puede destinar una parte a algún capricho, es recomendable ahorrar el resto e invertirlo. Solo así se puede evitar lo que les ha pasado a muchos, que se arruinan rápidamente.