Inventan un innovador tratamiento para la depresión: un casco que «reinicia» el cerebro

El dispositivo estimularía ciertas zonas del órgano cerebral con descargas eléctricas
Los pacientes reciben cierta corriente eléctrica en una zona concreta del cerebro | Youtube

 

300 millones de personas en todo el mundo padecen depresión, así lo informa la Organización  Mundial de la Salud (OMS). Hasta el momento se han desarrollado tratamientos, como por ejemplo las pastillas, sin embargo, ha llegado ya a España una innovadora manera de lucha contra este trastorno mental: un casco que ‘reinicia’ el cerebro.

El mecanismo es bastante sencillo de explicar, se trata de un casco que utiliza descargas eléctricas en una zona específica del cerebro para modificar la excitabilidad de los circuitos cerebrales, un elemento importante en la depresión.

Las descargas eléctricas en el cerebro, clave para mejorar la depresión

Según el investigador Guglielmo Foffani, del Centro Integral de Neurociencias AC HM CINAC, esta se trata de «una técnica de neuroestimulación no invasiva que consiste en la aplicación de impulsos electromagnéticos sobre una zona muy concreta del cerebro, mediante un casco que se apoya sobre el cuero cabelludo», así lo ha explicado a ‘El Español’.

El experto añade que lo que sucede es que «pasa corriente eléctrica a través de un casco de estimulación generando un campo magnético que, a su vez, induce una corriente en la zona del cerebro que se quiere estimular, activando las neuronas».

Esto produce «efectos de plasticidad a largo plazo, reduciendo o aumentando la excitabilidad de los circuitos cerebrales en función de los protocolos de estimulación que se utilicen».

 

 

Esta variación de la excitabilidad es la clave del tratamiento, pues «en la depresión se ha demostrado que existe un desequilibrio en la excitabilidad de los circuitos de las cortezas frontales. La aplicación de sesiones repetidas de TMS puede reequilibrar la excitabilidad de esos circuitos, mejorando los síntomas de la depresión», explica el experto.

Según se sabe, hay hechos varios estudios clínicos que han demostrado la efectividad del tratamiento, cosa que, sin embargo, no significa que funcione con el 100% de los pacientes, pero sí en muchos de ellos.

El tratamiento tiene riesgos en algunos casos

Pese al gran beneficio que esto puede suponer para los pacientes, hay que mencionar que existen también algunos riesgos para las personas que lleguen a utilizar el casco, eso sí, en situaciones muy específicas.

Foffani ha explicado que estos riesgos pueden existir «en el caso que el paciente tenga un marcapasos u otros objetos metálicos sensibles al campo magnético». Además, añade que «existen casos documentados, pero muy raros, de inducción de una crisis epiléptica en una sesión TMS, por lo que algunos protocolos requieren ser aplicados con cuidado en casos de historia previa de epilepsia».

Es necesario mencionar también que para otras enfermedades se han obtenido resultados bastante positivos, por ejemplo, la migraña, el trastorno obsesivo compulsivo o el Párkinson.

En España se ha inventado y se desarrolla una técnica similar

Foffani explica también que en España se está llevando a cabo el estudio de una técnica muy similar e igual de innovadora: el casco magnetocéutico.

 «La hemos inventado nosotros y la estamos impulsando mediante los estudios científicos en nuestras instituciones y a través una start-up, Neurek SL, que se fundó con la Fundación del Hospital Nacional de Parapléjicos», explica.

Según cuenta a ‘El Español’, se trata de una «nueva técnica de neuroestimulación no invasiva, que estamos desarrollando en el CINAC en colaboración con el Dr. Antonio Oliviero en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo».

«Es una técnica más sencilla que la TMS, ya que consiste simplemente en la aplicación de un casco con un imán muy potente que se posiciona sobre una zona muy concreta del cuero cabelludo, dependiendo de enfermedad», añade.

Además, el experto aclara: «Ya hemos demostrado que esta técnica reduce la excitabilidad cortical, de manera parecida a algunos protocolos de TMS. El reto es trasladarla a la aplicación clínica».

🔴 Los entresijos y las peleas de SÁLVAME en DIRECTO ¡Pincha aquí!

Comentarios