Carlo Acutis, el niño de 15 que murió de leucemia e hizo un milagro según el Papa Francisco

Dedicó su corta vida a la Iglesia Católica

Imagen de Carlo Acuti, el joven de 15 años que falleció de leucemia y obró un milagro
El Papa Francisco ha confirmado el milagro realizado por el joven tras su muerte | Infovaticana

Carlo Acutis fue un niño de 15 años que falleció tras sufrir una grave leucemia en Milán, Italia, el año 2006. Era un apasionado de la informática y llegó a recopilar 136 casos de milagros aprobados por la Iglesia Católica durante más de 20 siglos de historia del cristianismo, convirtiéndose así en un «ciberapóstol de la Eucaristía». Recientemente, el Papa Francisco reconoció un milagro que se le atribuye a Carlo, por lo que será beatificado.

El milagro logrado por Carlo Acutis

El milagro sucedió el 10 de octubre de 2010 en la capilla de Nuestra Señora Aparecida, en Campo Grande, Brasil, según recoge ‘Gaudim Press’. Aquel día llegó la reliquia del joven Carlo Acutis, proclamado venerable el año 2018, y se creó una larga cola de personas que querían venerar la reliquia durante la Bendición, entre ellos, un niño pequeño que estaba muy enfermo, y se dirigió a la capilla acompañado de su abuelo.

El pequeño sufría una enfermedad de páncreas anular muy poco común que le provocaba vómitos continuamente, llegando a echar todo lo que comía. El Padre Marcelo Tenorio explicó a ‘Campo Grande News’ que la enfermedad «causaba que el niño vomitara todo el rato, haciéndolo más débil ya que todo lo que comía no le aguantaba en el cuerpo, incluso los líquidos», lo que era señal de «una muerte segura». 

Cuando el pequeño estuvo delante de la reliquia de Carlo Acutis pidió «dejar de vomitar» mientras recibía la bendición. Y así fue, los médicos confirmaron que el niño estaba completamente recuperado. Esos hechos sucedieron en 2011 y ahora el Papa Francisco ha confirmado que fue un milagro obrado por Carlo Acutis, logrando la «curación milagrosa de una anomalía congénita en un niño», por lo que al largo de este 2020 Carlo será beatificado. 

Devoto de la religión desde bien pequeño

Carlo Acutis nació en Londres, Reino Unido, el año 1991 y se trasladó nada más nacer a Milán. Con solo 7 años ya recibió la Primera Comunión y desde bien pequeño demostró un profundo amor hacia la Eucaristía, a la cual él llamaba «la autopista al cielo». El joven rezaba a diario a la Virgen María, de quien era un gran devoto, además de asistir a misa asiduamente. Durante su corta vida también llegó a confesarse una vez por semana, convertirse en catequista de niños y ayudar a los más necesitados.

El día que el joven descubrió que sufría leucemia de tipo M3, la más agresiva de todas, pronunció las siguientes palabras: «Ofrezco al Señor el sufrimiento que voy a tener por el Papa y por la Iglesia, para no tener que estar en el Purgatorio y poder ir directamente al cielo». Incluso cuando las enfermeras le preguntaban sobre su estado, él seguía pensando en los demás: «Hay gente que sufre más que yo. No despierte a mi madre, que está cansada y aún se preocupa más».

Finalmente, Carlo Acutis falleció el 12 de octubre de 2006 y sus restos mortales descansan en el Santuario de San Francisco de Asís. El Padre Marcelo Tenorio, reveló al medio antes citado que la madre de Carlo había visitado el año 2019 la tumba de su hijo y que su cuerpo seguía «intacto».


Comentarios

envía el comentario