Cambio de hora de verano 2020: ¿Cuándo es y cómo nos afectará en pleno confinamiento?

En esta ocasión perdemos una hora de sueño y esto tiene afectaciones en la salud que se acentuarán con la situación actual

Un operario cambia la hora en los relojes de un ayuntamiento
Un operario cambia la hora en los relojes de un ayuntamiento | Archivo

El mes de marzo siempre es sinónimo de cambios importantes: llega la primavera, el tiempo se altera y, sobre todo, tenemos que volver a cambiar la hora para entrar en el horario de verano. Este año llegará la madrigada del domingo 29 de marzo, y a las 02.00h tendremos que avanzar los relojes hasta las 03:00h en todos los países de la Unión Europea (UE). A partir de ese día, el sol saldrá una hora más tarde, pero se pondrá una hora más tarde también.

El objetivo de esta medida que lleva muchos años implantada en nuestro continente es reajustar la jornada laboral al máximo de horas de sol posibles para ahorrar gastos energéticos. Por ejemplo, España se ahorra anualmente cerca de 300 millones de euros gracias a este cambio horario.

Habitualmente, este cambio tiene efectos en la salud y estado anímico de las personas, que se verán ahora incrementos por el confinamiento que vive nuestro país a causa de la pandemia de coronavirus. Una combinación que nos traerá más consecuencias negativas que positivas.

Cómo tenemos que cambiar la hora

La madrugada del 29 de marzo se llevará a cabo el cambio de hora de invierno, que consiste en avanzar una hora los relojes. De este modo, a las 02:00h pasarán a ser las 03:00h, haciendo que el próximo domingo cuente solo con 23 horas.

Pese a que la tecnología actual permite que los dispositivos móviles y otros aparatos cambien automáticamente la hora a las 02:00h, la recomendación es que, si tenemos relojes analógicos o de pared, los cambiemos antes de irnos a dormir para no tener un susto o despiste cuando nos levantemos, especialmente si alguno de estos objetos tiene alguna alarma incorporada.

Imagen del cambio horario de verano
Este domingo a las 02:00h pasarán a ser las 03:00h | Archivo

Problemas de salud y confinamiento

Habitualmente, los cambios horarios (hacemos dos al año) provocan siempre alteraciones en la salud que, en algunos casos concretos, acaban derivando en patologías o consecuencias más graves. Sin embargo, este año se teme que estos efectos puedan ser más pronunciados en más personas, ya que el hecho de estar confinados en casa y sin poder llevar a cabo un ritmo normal de vida, podemos notar más el cambio.

Normalmente, el adelanto de la hora que viviremos suele hacernos tener más sueño durante los siguientes días, ya que la jornada laboral y los hábitos diarios mantienen sus horarios, pero arrastramos una hora de sueño perdida. Esto altera nuestro ritmo interno y crea una sensación similar al jet-lag que hace que nos cueste dormir.

Imagen de una mujer deprimida en su cama
Los cambios horarios siempre provocan alteraciones en la salud | Archivo

El resultado en muchas personas es de más estrés, más hambre, ansiedad y migrañas, pero puntualmente algunas personas pueden experimentar reacciones más severas con consecuencias más graves para la salud. Por ejemplo, los datos indican que la semana después del cambio horario de verano las lesiones por motivos laborales aumentan un 6%, los accidentes de tráfico también se incrementan y los ataques de corazón también aumentan un 5%, según datos de European Review for Medical and Pharmacological Sciences '.

Los expertos temen que, ante un confinamiento tan perpetuado y con rutinas muy alteradas, los efectos del cambio en la salud de las personas puedan aumentar o empeorar, por lo que piden tranquilidad y seguir los consejos de los entendidos.

Imagen de los balcones de una ciudad española en plena crisis del coronavirus
Los balcones de las casas y edificios de España se han llenado con el confinamiento | Archivo

Consejos para afrontar el cambio horario desde casa

Ante esta situación excepcional de confinamiento, los expertos apuntan a que debemos aceptar con naturalidad el cambio horario y mantener las rutinas y horarios establecidos durante este periodo. Además, la parte positiva es que perdemos una hora y, por tanto, el confinamiento durará una hora menos, mientras que ganamos una hora de luz natural por la tarde que nos puede permitir reducir el consumo energético en casa.

Además, es muy importante alimentarnos correctamente, tener claros los horarios, evitar consumir sustancias excitantes, tener espacios y actividades propios para separarse un rato de las personas con las que convivimos (especialmente las parejas) y hacer ejercicio en casa para mantener el cuerpo activo y en forma.

Si nos sentimos deprimidos o con pensamiento negativos durante estos días, también nos pueden ayudar a las terapias que muchos expertos ofrecen a través de internet para buscar fórmulas de superación de este cierre indefinido. En cualquier caso, una buena rutina y la ayuda de las nuevas tecnologías nos pueden hacer la vida mucho más fácil para afrontar el cambio horario y el confinamiento.

Eliminación del cambio horario

El cambio horario ha generado mucha controversia en los últimos años y el Parlamento Europeo propone acabar con estos cambios bianuales a partir del año 2021, aunque este extremo todavía no está claro del todo. Concretamente, la institución propone que cada país de la unión escoja, en el último cambio del marzo de 2021, si se queda con el horario de invierno o si realiza este último cambio de verano. Una decisión que será definitiva y perpetua para todos los estados miembros.

En el caso de España, el gobierno central aún no ha tomado una decisión sobre si el estado optará por quedarse con el horario de verano o de invierno. Por lo tanto, este tema seguro que traerá cola a lo largo de los siguientes meses.


Comentarios

envía el comentario