Podrías arruinarte por culpa del cambio climático: será mucho más peligroso de lo que se creía

Un nuevo estudio asegura que esta problemática a escala planetaria podría provocar la próxima crisis económica mundial

Imagen de un desierto árido
El cambio climático puede traer consecuencias económicas catastróficas | Archivo

El cambio climático ya es una realidad y está provocando muchos problemas, algunos irreversibles, en todo el mundo. Pero parece que sus efectos podrían ir mucho más allá, y es que un nuevo estudio de la UC Davis augura que esta lacra mundial no solo afectará a nivel climático y de salud, sino que sus efectos tienen todos los números de provocar la próxima crisis económica. 

Por tanto, se podría decir que el cambio climático llevará a la ruina a muchas personas y empresas en los próximos años si no se arregla la situación o se prepara un buen plan de actuación. En concreto, el estudio advierte de que esta problemática no está contabilizada actualmente en los mercados financieros, cosa que hace urgente una planificación para enfrentarse a una situación adversa por culpa de un clima cada vez más imprevisible.

«Si el mercado no hace un mejor trabajo de contabilidad para el clima, podríamos tener una recesión, algo que nunca hemos visto antes», dijo el autor del artículo, Paul Griffin, profesor de contabilidad en la Escuela de Posgrado de Gestión de la UC Davis, según se publica en la revista ‘Nature Energy’.

El mensaje central en su última investigación es que hay demasiado «riesgo sin precio» en el mercado de la energía. «El riesgo sin precio fue la causa principal de la Gran Recesión en 2007-2008», dijo Griffin. «En este momento, las compañías de energía asumen gran parte de ese riesgo. El mercado necesita evaluar mejor el riesgo y factorizar el riesgo de clima extremo en los precios de los valores», dijo.

Las altas temperaturas, muy peligrosas

Un ejemplo de los problemas que puede traer el cambio climático al sector financiero son las extremadamente altas temperaturas, como las que hubo el verano pasado en Estados Unidos y Europa. Más allá de las víctimas y los problemas de salud humana y de salud humana, pueden provocar un crecimiento económico más lento y neutralizar grandes partes de la distribución de energía, como pasó en California, donde se cortó el suministro eléctrico ante el elevado riesgo de incendios, según informa ‘Eureka Alert’.

El agua potable y el transporte también se pueden ver gravemente afectados, cosa que afectará a empresas y familias de zonas enteras del mundo, incluso de forma permanente, con el impacto económico que ello conlleva. «A pesar de estos riesgos obvios, los inversores y los administradores de activos han sido notablemente lentos para conectar el riesgo climático físico con las valoraciones del mercado de las compañías», denuncia Griffin en su artículo.

En este sentido, Griffin alerta de que los patrones climáticos del pasado no sirven para programar el impacto futuro, ya que el cambio climático está alternado y alterará estas directrices.


Comentarios

envía el comentario